hilos japoneses
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Estás intentando combatir la flacidez facial? Si está entre tus objetivos prevenirla o remediarla, debes conocer los hilos japoneses para la cara. Se trata de una técnica para reafirmar el rostro sin cirugía que se usa para rejuvenecer o para evitar que comiencen a aparecer algunos signos de la edad. De esta forma es posible tener un rostro terso sin pasar por una cirugía y de manera segura. ¿Quieres saber más sobre los hilos japoneses? Si es así, este artículo es para ti.

¿Qué son los hilos tensores japoneses?

El hilo japonés es un tratamiento que genera una tensión en la piel para evitar su apariencia flácida. Consigue disimular pequeñas arrugas además de elevar algunas zonas de la cara y, al mismo tiempo, mejora los tejidos porque contribuye a la producción de colágeno y elastina.

Mediante esta técnica se introducen unos hilos monofilamento (un hilo formado por una única hebra) bajo la piel de manera estratégica, porque el objetivo es construir una red para que funcione de soporte de los tejidos. Los hilos japoneses, además de en el rostro, pueden aplicarse en el cuello y en la cara interna de brazos y muslos, zonas que son propicias al descolgamiento con mayor facilidad.

El material del que están hechos, la polidioxanona, lleva usándose desde hace muchos años en las suturas quirúrgicas. ¿Y esto por qué importa? En primer lugar, porque es un tipo de hilo que está más que probado debido a su larga vida, y, en segundo lugar, porque el material con el que están hechos es reabsorbible por el cuerpo, lo que los hace muy seguros y biocompatibles.

Como hemos dicho, la finalidad de la colocación del hilo japonés es crear una malla bajo la piel que sirva de soporte. Pero, además, gracias a las propiedades de la polidioxanona, se consigue estimular la producción de colágeno, lo que produce que la dermis adquiera un mayor grosor, algo importante para evitar la flacidez.

¿Tienen los hilos japoneses para la cara efectos secundarios? Descubre cómo se aplican y cuánto duran

La técnica de estos hilos tensores de última generación requiere de su colocación de una forma concreta y estudiada para elevar y rejuvenecer todas esas zonas que lo requieran. Una vez analizada la situación del paciente, el procedimiento comienza aplicando una crema anestésica o frio local para garantizar la comodidad durante todo el proceso. Más tarde, se introducen los hilos, entre 10 y 20, con unas agujas muy finas. De esta manera la herida que se crea es imperceptible y consigue generar un proceso tensor y un lifting que mejora la apariencia de la piel.

Los efectos de los hilos japoneses se van manifestando de manera progresiva en el tiempo, sin afectar a la expresión facial, dando resultados muy naturales y en armonía con las facciones del paciente. Además, al estar fabricados con un material biocompatible, los hilos no suelen tener efectos secundarios. Cuando se producen están asociados a los puntos de inserción, que pueden enrojecerse, también puede aparecer algún edema de manera leve o hematomas si se ha producido la rotura de algún capilar. Sin embargo, todos ellos son temporales y suelen desaparecer en cuestión de días.

Algunas aplicaciones de los hilos japoneses

Los hilos japoneses suelen utilizarse para eliminar la flacidez en los rostros de personas menores de 40 años, especialmente mujeres. A partir de esa edad también se emplean en los brazos, antebrazos y en la parte interior de los glúteos, zonas que suelen perder firmeza con el paso del tiempo. El efecto que generan es reafirmante, por lo que la zona queda más tersa y rejuvenecida también gracias a la producción de colágeno que fomentan los hilos.

Para las personas mayores de 40 años que quieran obtener un rejuvenecimiento facial también se recomienda una variación de la técnica que usa hilos con espículas que ayudan a obtener una mayor tensión. También pueden combinarse con los hilos japoneses, todo ello según lo estime el profesional adecuándose a la situación del paciente.

Si quieres que tu piel luzca tersa y mejorar su apariencia, consulta con los especialistas de Clínica Menorca. Ellos te aconsejarán qué tipo de hilos y técnicas son las mejores para ti sin que tengas que someterte a ninguna cirugía.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

En Clínica Menorca seguimos atendiendo consultas presenciales de todas nuestras especialidades de Lunes a Viernes.

SOLICITA INFORMACIÓN SOBRE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS COVID-19

En caso de no poder acudir, solicita ya tu cita online y uno de nuestros facultativos te atenderá por videollamada de forma personalizada.

Logotipo Clínica Menorca