Balón gástrico

Balón gástrico

Clínica Menorca incorpora a sus tratamientos una técnica de éxito demostrado para pacientes con sobrepeso, el balón intragástrico.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 1.000 millones de personas de todo el mundo padecen sobrepeso y, de estas, al menos 300 millones son obesas. La obesidad se define como el exceso de la cantidad de grasa total del cuerpo como resultado de un desequilibrio entre la ingestión calórica y el gasto energético. Un estudio reciente ha demostrado que la obesidad causa más efectos perjudiciales en la salud que el tabaco o los problemas con el alcohol.

La obesidad puede ser una enfermedad degenerativa y debilitante, y aumenta de forma sustancial el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el peso, como la diabetes, la presión sanguínea alta, las enfermedades del corazón, los problemas en las articulaciones, etc. Por tanto, perder peso puede reducir el riesgo de padecer dichas enfermedades, mejorar la salud y aumentar la calidad de vida.

Las dietas, el ejercicio físico y los fármacos son los principales tratamientos no quirúrgicos contra la obesidad. Si estos métodos fallan, los pacientes tienen en nuestra clínica de nutrición una opción no quirúrgica que reduce de forma significativa la ingestión de alimentos.

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

En Clínica Menorca el tratamiento del balón gástrico viene acompañado de una revisión semanal en Madrid durante los 6 meses que dura el tratamiento. Este programa médico supervisado y serio de reducción de estómago provoca que la pérdida de peso del paciente sea mayor al haber un control efectivo sobre los hábitos del paciente.

Lo habitual es que la pérdida de peso con balón gástrico se sitúe entre los 15 y 35 Kg, según la obesidad del paciente.

¿En qué consiste nuestro programa de Balón Intragástrico de Bioenterics® (BIB)?

El Programa Balón Intragástrico de BioEnterics® (BIB) combina un método de eficacia probada científicamente para reducir la sensación de hambre con un equipo de expertos que ayudarán a los pacientes a llevar a cabo los cambios necesarios para lograr el éxito a largo plazo.

Los componentes clave del Programa BIB son:

  • Un equipo médico experto y el globo intragástrico, además de la información y la formación.
  • Un enfoque sin cirugía. El BIB es un balón blando y desinflado que se implanta en el interior del estómago, donde permanecerá durante 6 meses, y se rellena con una solución salina normal. La implantación, mediante un sencillo proceso endoscópico, dura 20 minutos, de manera ambulatoria, de modo que el paciente volverá a su casa en el mismo día. La presencia de dicho balón en el estómago produce una sensación de saciedad que facilita la reducción del consumo de alimentos y la pérdida de peso.
  • El apoyo informativo. El equipo de médicos expertos orienta y apoya al paciente regularmente con sesiones programadas, formativas e informativas, cuya finalidad es ayudarle a aprender nuevos principios de nutrición y hábitos de vida para lograr una pérdida de peso continua.

Retirada del balón estomacal

Después de 6 meses, el balón estomacal es extraído en un procedimiento endoscópico que requiere de tan solo unos 20 minutos, y que es similar al de la colocación. En el mismo centro médico de atención primaria donde se lo colocaron se le extraerá la solución fisiológica antes de retirar el balón desinflado del estómago. Tras dicha extracción, el paciente seguirá reuniéndose durante un tiempo con el equipo médico de apoyo.

Tanto la cantidad de peso que pierdan los pacientes (un promedio de entre 15 y 35 kilos) como el tiempo que puedan mantener dicha pérdida dependerán de cómo integren en su estilo de vida los cambios relacionados con los hábitos alimenticios y con el ejercicio físico.

¿Para quién está indicado el balón gástrico? Requisitos para el tratamiento

El perfil del candidato que considere los balones estomacales debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Padecer sobrepeso con un IMC (Índice de Masa Corporal) mayor de 25, más dos factores de comorbilidad grave como diabetes o presión sanguínea alta.
  • Padecer riesgos para la salud asociados con el exceso de peso.
  • Estar dispuestos a aceptar un programa médico supervisado, serio y eficiente de pérdida de peso.

Quedan excluidos aquellos candidatos:

  • Que presenten trastornos endocrinológicos o de personalidad que no les permitan seguir una dieta.
  • Con cirugía gástrica previa, hernia de hiato importante, trastornos severos de la coagulación o ingesta continua de AAS o AINES.
  • Que se encuentren en período de embarazo o lactancia.
  • Que padezcan enfermedades inflamatorias, estenóticas o potencialmente hemorrágicas del aparato digestivo.
  • Con IMC inferior a 25, por razones estéticas.