Cuperosis

Cuperosis

En Clínica Menorca disponemos de un tratamiento que permite tratar la cuperosis y telangiectasia con láser para controlar los vasos que ya están visibles, y el enrojecimiento evidente de la zona. Es indoloro y no necesita anestesia.

El láser actúa “quemando” selectivamente los vasitos que forman dichas lesiones, sin dañar los tejidos adyacentes. El propio cuerpo se encarga de ir “barriendo” los restos de estas “quemaduras” y blanqueando la zona tratada.

El número de sesiones requeridas para suprimir la rojez en la cara depende de la severidad de la lesión. La experiencia del facultativo de las clínicas faciales estima un total de 4 ó 6 sesiones separadas por períodos de 20 días para curar esta cuperosis facial.

¿Quieres más información?

(Esta cita carece de validez hasta que contactemos contigo y la confirmemos)

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

¿Qué es la cuperosis?

La cuperosis es una condición dermatológica en la que los capilares sanguíneos pequeños y superficiales de la piel se dilatan y se vuelven visibles, dando lugar a manchas rojas o rosadas en la superficie de la piel. Esta condición suele aparecer en la zona central de la cara, como la nariz, las mejillas y la frente.

Es una afección cutánea común que afecta a muchas personas, especialmente a mujeres mayores de 30 años. Si bien no es peligrosa, puede ser una fuente de preocupación estética para muchas personas. Existen numerosas causas de la cuperosis, tanto internas como externas.

Síntomas de la cuperosis

Los síntomas de la cuperosis suelen ser muy visibles en la piel. Es importante recordar que estos síntomas pueden variar en intensidad y frecuencia dependiendo de la causa y de la sensibilidad de cada persona.

  • Enrojecimiento: La piel afectada por la cuperosis suele presentar un tono rojo o rosado.
  • Vasos sanguíneos visibles: Los capilares sanguíneos pequeños de la piel se dilatan y se vuelven visibles, especialmente en la zona de la nariz, mejillas y frente.
  • Ardor o picazón: La piel afectada puede presentar sensación de ardor, picazón o irritación.
  • Descamación: La piel puede presentar descamación o sequedad en la zona afectada.
  • Sensibilidad al sol: Las personas con cuperosis pueden ser más sensibles al sol y presentar una mayor reacción a la exposición solar.

¿Cuáles son las causas de la cuperosis?

No hay una causa concreta que produzca la cuperosis, sin embargo si hay varios factores que promueven la aparición de la afección.

  • Genética: puede ser que tu piel es mas sensible y se vea mas afectada por el resto de los factores.
  • Cambios hormonales: los cambios hormonales afectan mucho a los problemas de la piel y la cuperosis no es una excepción. Ten en cuenta que los cambios hormonales pueden ser estacionales como la menstruación o que lleguen en un determinado momento de tu vida, como la menopausia o el embarazo.
  • Luz solar: tomar demasiado el sol o estar expuesto en las horas mas calurosas en determinadas épocas pueden provocar este problema en la piel, también hacer un uso abusivo de los rayos UVA.
  • Clima: hay ciertos climas o factores climatológicos que pueden perjudicar nuestra piel, sobre todo cuando son muy extremos. Por ejemplo, el viento frío o el calor sofocante pueden influir en la aparición de la cuperosis.
  • Estilo de vida: nuestro estilo de vida puede ser lo fundamental para que la cuperosis no nos afecte. Algunas acciones como tomar demasiado alcohol o fumar son perjudiciales a muchos ámbitos de nuestra salud, pero no son las únicas ya que si sufrimos situaciones de mucho estrés o que puedan afectar a nuestras emociones estos problemas pueden aparecer.

Nuestros Especialistas para tratar la Cuperosis facial
Doctoras especialistas en tratamiento antiarrugas

Preguntas frecuentes del tratamiento de Cuperosis

¿La cuperosis es peligrosa?

Ni es peligrosa ni es preocupante, sin embargo si puede ser una fuente de preocupación estética para muchas personas que lo sufran.

¿La cuperosis es contagiosa?

No es contagiosa. Es una afección cutánea benigna y no se transmite de persona a persona.

¿La cuperosis se puede prevenir?

Sí, es posible. Algunas medidas preventivas incluyen reducir la exposición al sol, limitar el consumo de alcohol y alimentos picantes, usar protector solar diariamente y evitar el uso de productos irritantes en la piel.