Tipos de erupciones cutáneas y cómo tratarlas

tipos de erupciones
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La piel es un órgano muy importante porque nos protege y aísla de los agentes externos, entre otras muchas funciones. Sin embargo, sufre alteraciones con mucha facilidad debido a diversos factores que suelen ser difíciles de determinar. La erupción en la piel es una de ellas, y se produce al manifestarse algún cambio de color, textura o sensibilidad. Al igual que conviene conocer los tipos de piel y sus características, ¿qué tipos de erupciones cutáneas existen? Si sufres de alguna de ellas, quizás te conviene seguir leyendo para saber cómo remediarlas.

Clases de erupciones en la piel: ¿qué origina estos tipos de sarpullido?

Las erupciones cutáneas pueden ser el resultado de causas diferentes y variadas, como, por ejemplo, infecciones, el sol, el calor, ciertos alérgenos a los que la persona sea sensible, algunos medicamentos e incluso pueden deberse a trastornos del sistema inmunitario. Quizá el que todos hayamos sufrido es el típico brote de acné repentino o prolongado, en la pubertad. Vamos a ver otras clases para conocer mejor qué las provoca.

  • La dermatitis atópica es una afección crónica que ocasiona picores y enrojecimiento de la piel. Suele localizarse en ciertas zonas del cuerpo, como en la parte interior de las rodillas o los codos, las manos o la cara. Además, suele aparecer por brotes, mientras que en otros momentos permanece “dormida”. Para prevenirlos, son necesarios una serie de cuidados, tales como el uso de lociones hidratantes específicas para este tipo de pieles o evitar ciertos productos fuertes como algunos jabones.
  • La urticaria es uno de los tipos de sarpullido que se origina por un alérgeno. Suele manifestarse mediante ronchas con relieve y con forma circular. Habitualmente son una señal que nos indica que nuestra piel ha estado en contacto con alguna sustancia alergénica. Normalmente dura solo unos días, si no se mantiene la exposición a ese agente.
  • Otras clases de erupciones en la piel son las provocadas por hongos. Son lesiones que tienden a aparecer en las zonas de nuestro cuerpo que están más en contacto con la humedad, como las uñas, las ingles, las axilas o los espacios entre los dedos de los pies. Suelen tener una forma redondeada cuyos bordes provocan picor.

Psoriasis, herpes e intertrigo, otras formas de erupción en la piel

  • La psoriasis es una afección que provoca una rápida acumulación de piel escamosa y áspera con las células extra de la piel. Suelen picar y en ocasiones son dolorosas. Al igual que la dermatitis atópica, se da por brotes, aunque existen diferentes niveles de afectación.
  • Uno de los tipos de granos en el cuerpo que también puede aparecer es el provocado por el herpes zóster. Se trata de una erupción causada por el virus de la varicela. Produce picor y dolor, y puede dar lugar a la formación de ampollas. Pueden deberse al estrés, al haber entrado en contacto con el virus o al uso de ciertos medicamentos.
  • El intertrigo es una lesión que se produce por la fricción de la piel contra sí misma. Tiende a darse en las zonas húmedas del cuerpo, como en los pliegues del abdomen, debajo de los pechos, la ingle o las axilas. Como resultado, se produce una inflamación que produce sensibilidad y dolor. En casos más graves pueden originar úlceras.

¿Cómo pueden tratarse los diferentes tipos de erupciones cutáneas?

La regla principal para comenzar un tratamiento con el que poner fin a una lesión de la piel es consultar con un especialista que determine qué tipo de afección padecemos. En muchas ocasiones, algunos tipos de erupciones en la cara o en otra zona del cuerpo pueden desaparecer a los pocos días. En otras, puede requerir de un seguimiento más detallado para seguir la evolución. Un dermatólogo, como el que podemos encontrar en una clínica de medicina estética puede darnos un diagnóstico adecuado.

La exploración para determinar la causa de la erupción suele incluir una valoración física que atienda a la forma y aspectos de las ronchas o cambios en la piel. La zona donde se localiza también suele ser un indicativo, al igual que el momento en el que comenzó a manifestarse. Dependiendo del diagnóstico, el tratamiento será uno u otro con el fin de aliviar los síntomas y el malestar.

De manera general, algunos remedios caseros pueden funcionar, como en el caso de la dermatitis atópica. Para calmarla, es indispensable una buena hidratación y evitar las temperaturas extremas. En el caso de erupciones provocadas por el contacto con un alérgeno, pueden administrarse antihistamínicos para evitar el picor. También los corticoides ayudan a reducir las lesiones relacionadas con alergias, al igual que cuando estamos ante una lesión infectada, se suelen suministrar antibióticos. Todo dependerá de los tipos de erupciones en la piel ante los que se encuentre el profesional. Según sea el caso, el tratamiento se amoldará a sus especificidades concretas.

Si necesitas la valoración de un especialista para consultar un problema o lesión cutánea, no dudes en ponerte en contacto con Clínica Menorca; sus profesionales son los que mejor pueden aconsejarte.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

En Clínica Menorca seguimos atendiendo consultas presenciales de todas nuestras especialidades de Lunes a Viernes.

SOLICITA INFORMACIÓN SOBRE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS COVID-19

En caso de no poder acudir, solicita ya tu cita online y uno de nuestros facultativos te atenderá por videollamada de forma personalizada.

Logotipo Clínica Menorca