Liposucción tumescente: qué es y diferencias con la liposucción tradicional

liposucción tumescente

En la actualidad existen múltiples procedimientos quirúrgicos enfocados en eliminar el exceso de grasa. El método dependerá de la cantidad de tejido adiposo y de la zona, así como de las expectativas del paciente. Con esta información, el especialista recomendará la opción más adecuada. Pero ¿sabes en qué consiste la liposucción tumescente? Se trata de una técnica de remodelación corporal cuya particularidad recae en el tipo de anestesia que se emplea. En esta ocasión vamos a descubrir las diferencias con liposucción tradicional y en qué consiste este procedimiento en detalle.

¿Qué es la liposucción tumescente?

Para situarnos, debemos saber que la liposucción tumescente es una intervención quirúrgica que tiene como finalidad extraer los depósitos de grasa subcutánea no deseados al mismo tiempo que se remodela la silueta y armoniza los volúmenes. Hasta aquí comparte similitudes con la liposucción tradicional. Sin embargo, la tumescente utiliza anestesia local y sedación en lugar de anestesia general, lo que disminuye el periodo de recuperación y los posibles efectos secundarios derivados de la cirugía.

La técnica tumescente se ha convertido en una de las más empleadas en las intervenciones de liposucción. Se realiza infiltrando una solución que contiene lidocaína y epinefrina. El efecto combinado de ambas sustancias sirve tanto de analgésico como de vasoconstrictor, lo que hace que los riesgos del procedimiento sean menores, además de limitar las hemorragias y las complicaciones postoperatorias. Una vez inyectada y transcurrido el tiempo necesario para que haga efecto la medicación, con microcánulas se realizan múltiples túneles que facilitan la aspiración del tejido graso. Al tratarse de incisiones mínimas, las cicatrices resultantes son prácticamente inexistentes.

Diferencias entre la liposucción tumescente y la tradicional

La principal característica de la liposucción tumescente es el uso de la solución que se infiltra de manera localizada en la zona a tratar. En cambio, en la liposucción tradicional se trabaja con la cánula directamente, por lo que se requiere de anestesia general. Por otro lado, esta última técnica es cada vez menos usada debido a que genera más traumatismos en el tejido del área que se trabaja.

Es por ello por lo que los riesgos de la liposucción tumescente son menores. En primer lugar, porque es una cirugía de carácter ambulatorio y no necesitando hospitalización y, en segundo lugar, por el tipo de manipulación del tejido adiposo que se precisa La solución infiltrada logra que la grasa se pueda extraer con mayor facilidad.

Además, la técnica tumescente es menos invasiva que la tradicional al usar cánulas más pequeñas, lo que la hace más segura y, a la vez, reduce los posibles hematomas, la inflamación y el dolor.

¿Cómo es la recuperación de la liposucción tumescente?

Al ser un procedimiento que se realiza bajo anestesia local y sedación, el postoperatorio es más sencillo. Y el hecho de que se usen microcánulas hace que sea una cirugía menos traumática, tal y como hemos indicado más arriba. Tras la intervención, el cirujano recomendará el uso de una prensa de presoterapia para evitar la flacidez y para que la zona quede protegida mientras cicatriza. Se recomendará unas sesiones de drenaje linfático para facilitar la eliminación de líquidos generados por los tejidos.

El período de recuperación variará según la cantidad de grasa extraída, pero la liposucción tumescente reduce de manera considerable los tiempos de recuperación. Con la técnica tradicional es necesario guardar un reposo de alrededor de una semana, mientras que la tumescente solo requiere de dos a tres días, de nuevo, dependiendo de las zonas sometidas al tratamiento.

Como en toda intervención de cirugía estética, el procedimiento se inicia con la evaluación del especialista. En una primera cita, el cirujano valorará la situación del paciente, así como los depósitos de grasa y otros factores como la firmeza de la piel. En Clínica Menorca, además, son especialistas en lipoescultura circunferencial, un método de remodelación corporal que trabaja las áreas en las que se desea eliminar la grasa de manera circular. Esto permite armonizar mucho más los volúmenes y reducir la flacidez.

El equipo médico de Clínica Menorca es pionero en la realización de este tipo de cirugías y cuentan con numerosos años de práctica, sin costo ni compromiso alguno podrán asesorarte para que consigas los resultados que buscas.

 

Posts relacionados

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

(Esta cita carece de validez hasta que contactemos contigo y la confirmemos)

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas