•  650 487 218       900 834 487

Cuidados básicos que tu piel necesita después del verano

Cuidados básicos que tu piel necesita después del verano

Cuidados básicos que tu piel necesita después del verano

700 466 Clínica Menorca

Tras tres maravillosos meses de calorcito, vacaciones y descanso, el verano ha llegado a su fin. Toca volver a la rutina y recuperarse de los excesos veraniegos, y es ahora cuando nos damos cuenta de que nuestro cutis luce desfavorecido y que, a pesar del morenito, se ve mucho más apagado ¿Qué le ha pasado a nuestra piel durante estos meses?

Nosotros lo sabemos y, por ello, queremos comenzar septiembre con un post centrado exclusivamente en la piel y los cuidados que ésta necesita tras las vacaciones de verano. ¿Te interesa? ¡Pues sigue leyendo!.

Daños del verano en la piel

Durante los meses de verano, nuestra piel se expone a numerosas amenazas externas: los rayos solares, la sal del mar, las altas temperaturas, el cloro de las piscinas, posibles quemaduras… Y todo esto, sumado a un descenso del cuidado de la piel, hace que nuestro cutis sufra en exceso y aparezcan graves problemas en la piel, entre los que destacan:

  • La deshidratación.
  • La pérdida de luminosidad.
  • La aparición de manchas y lunares.
  • Los brotes de acné.
  • El surgimiento de arrugas.

Cómo cuidar la piel tras el verano

Por ello, una vez que termina el verano no es de extrañar que nuestra piel luzca desmejorada, sin brillo ni vitalidad. Por suerte… ¡esto tiene solución!. ¿Quieres recuperar la luminosidad y frescura de tu piel? Estos son los consejos básicos que debes seguir para cuidar tu piel después de la época estival:

  1. Limpieza y exfoliación

Lo primero de todo es limpiar la piel en profundidad y exfoliarla para eliminar posibles impurezas y células muertas que se hayan acumulado durante el verano. Hay que recordar que debemos mantener la piel limpia durante todo el año, y no solo tras el verano. Se recomienda limpiarse la cara al menos después de levantarse y antes de acostarse y de esta forma eliminar la suciedad y la grasa que acumulada durante el día y la noche.

Completa la limpieza con una exfoliación una vez por semana. Exfoliar la piel del rostro y del cuerpo al menos una vez te ayudará a reparar la luminosidad y suavidad de la piel. 

  1. Hidratación

Tras el verano nuestra piel necesita un extra de hidratación para recuperar la elasticidad y flexibilidad perdida. Escoge las cremas hidratantes y aceites naturales más adecuados según tu tipo de piel.

Las mascarillas nutritivas son otra opción para nutrir y reparar el cutis. no olvides beber abundante agua para mantener la piel hidratada por dentro.

  1. Protección solar

La piel necesita protegerse de los rayos ultravioletas durante todo el año. Así que, aunque no vayas a la playa, continúa aplicándote protector solar y presta especial atención en las zonas más expuestas como el escote, las manos o el rostro.

  1. Alimentación

Una vez más, la alimentación tiene un papel clave en lo relativo a nuestra salud. La mejor forma de cuidar la piel desde dentro es siguiendo una dieta rica en vitaminas y minerales, en la que la fruta y la verdura sean protagonistas.

  1. Revisión de manchas y lunares

Aprovecha la vuelta de las vacaciones para examinar tu piel y comprobar si han aparecido manchas o lunares nuevos. También revisa la forma, el color y el tamaño de las manchas o lunares ya existentes, así como de los nuevos.

Si hay algo que llama tu atención o que te hace sospechar, te recomendamos que acudas inmediatamente a un dermatólogo y que realice una valoración profesional.

Tratamientos estéticos

Estos cinco cuidados básicos se pueden completar con distintos tratamientos de Medicina Estética que pueden ayudar a tu piel a recuperar la luminosidad, eliminar posibles manchas o frenar el envejecimiento.

Aunque la edad y el tipo de piel son determinantes a la hora de escoger el tratamiento perfecto, algunos de los cuidados que podrán ayudare a recuperar la salud y belleza de tu piel son:

  • Peeling químico: es un tratamiento indoloro perfecto para devolver a la piel la luminosidad y acabar con el efecto mate. A través de un pelado de la capa externa de la piel se busca conseguir una regeneración celular. Lo mejor de esta técnica es que es aplicable a casi cualquier tipo de piel.
  • Mesoterapia facial: con esta técnica se busca recuperar la luminosidad, hidratación y tersura de la piel utilizando ácido hialurónico. Es un tratamiento apto para todas las edades.

 

Si has cumplido los cinco pasos que te desvelamos para mantener tu piel saludable en verano y lo completas con estos cuidados básicos, tu cutis estará más que preparado para la llegada del otoño.

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres más información sobre algún tratamiento? En Clínica Menorca estamos a tu disposición para cualquier cosa que necesites ¡No dudes en contactar con nuestros profesionales!