Cómo evitar el efecto yoyó cuando bajas de peso

efecto yoyó
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Después de mucho esfuerzo, constancia y sacrificio… ¡por fin has conseguido alcanzar tu peso ideal! Y ahora que has conseguido librarte de esos kilos de más, no hay nada peor que echar todo por tierra y recuperar el peso perdido. ¿Qué ha pasado? El temido efecto yoyó ha aparecido en escena. ¿Por qué aparece y cómo adelgazar sin efecto rebote? Te lo contamos.

Qué es el efecto rebote de peso y por qué sucede

Empecemos por qué es el efecto rebote: se produce cuando pierdes mucho peso corporal tras realizar una dieta y, una vez terminada esta, vuelves a recuperar en un corto periodo de tiempo y con facilidad los kilos que tanto te costó eliminar.

Cuando iniciamos un régimen reducimos el consumo diario de calorías durante un periodo prolongado de tiempo. Ante esto, nuestro cuerpo se adapta a una situación de “ahorro”, el metabolismo se ralentiza y se reduce el consumo de energía.

Si una vez terminada la dieta recuperas tus hábitos iniciales y aumentas la ingesta diaria de calorías, el cuerpo almacenará ese excedente calórico y la grasa se acumulará como depósito de energía. El organismo continuará en modo “ahorro de energía” y aumentará así tu peso rápidamente. Por esto mismo, una de las características más representativas de este efecto rebote de peso está en recuperar el peso perdido durante la dieta y algún que otro kilo más.

¿Cuándo aparece el efecto yoyó?

Hay una serie de situaciones que favorecen la aparición del efecto rebote y el regreso al punto de partida tras realizar una dieta:

  • Dietas milagro. Cuando realizamos regímenes que no se basan en estilos de vida saludables sino en las famosas y nada recomendables “dietas milagro”, es muy fácil caer en el efecto yoyó una vez completada la dieta. Normalmente cuanto más drástica sea la dieta, la duración de esta y los kilos perdidos, más posibilidad hay de recuperar el peso una vez finalizada. Las formas de adelgazar rápido, hechas de cualquier manera, no funcionan.
  • Falta de seguimiento profesional. El control médico de un nutricionista es fundamental en cualquier dieta. Si no tienes un seguimiento médico, cuando alcanzas tu peso deseado puede llegar a ser muy complicado mantenerlo y acaba apareciendo el efecto rebote. Cuando quieras averiguar cómo adelgazar sin efecto rebote ponte en manos de profesionales que te enseñen a llevar un estilo de vida saludable que puedas mantener en el tiempo. El objetivo no es vivir en una dieta constante, sino adoptar unos hábitos con los que tu cuerpo y tu mente estén sanos y felices.
  • Las dietas muy estrictas, basadas en sustitutivos de comidas o con muchas privaciones, como la yesoterapia, se emplean como un método rápido y temporal para bajar de peso. El problema está en que no aprendes realmente a comer bien y es inviable seguir con este tipo dietas de forma continuada. En el momento en el que dejamos de restringir nuestra alimentación, volvemos a caer en los errores de siempre. Las dietas sin efecto rebote están muy alejadas de estas, que suelen ponerse de moda y luego desaparecer.
  • Suspensión del ejercicio físico. Abandonar de forma repentina la práctica de deporte y, como consecuencia, disminuir la quema de calorías diarias, puede ser un factor que favorezca la aparición del efecto yoyó.

Cómo bajar de peso sin efecto rebote: ¿existen dietas efectivas sin rebote?

Entonces, ¿cómo bajar de peso sin efecto rebote? Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿cómo podemos evitar o minimizar todo lo posible este efecto rebote? Os dejamos las claves básicas que deberás cumplir si quieres evitar efecto yoyó y similares reacciones:

  • No se trata de hacer dieta sin efecto rebote o con él, sino de adoptar unos hábitos saludables que puedas convertir en tu estilo de vida.
  • Apóyate en un asesoramiento médico. A veces creemos que lo que le va bien a un familiar o amigo a nosotros también nos funcionará. Sin embargo, cada persona y cada cuerpo es diferente, con necesidades nutricionales distintas.
  • Olvídate de las dietas milagro. Sigue una alimentación sana y equilibrada en la que predominen las verduras, las frutas, la proteína baja en grasa, los lácteos y los cereales integrales. Evita las harinas refinadas, los azúcares, las calorías vacías y los alimentos ultraprocesados. Se puede adelgazar sin dieta simplemente cuidándonos más.
  • Practica ejercicio de forma habitual. Busca el deporte que mejor se adapte a ti. Vete al gimnasio, haz tu rutina de ejercicios en casa, camina una hora al día o practica tu actividad favorita. Lo importante es mantenerse activo diariamente.
  • Por último, pero no menos importante, aprende a elegir y amplía tus conocimientos en nutrición. Las dietas no tienen como único objetivo la pérdida de peso. Aprende por qué es mejor comer una cosa que otra, qué te aporta cada alimento, cómo combinar los nutrientes para aprovecharlos al máximo, etc. Así conseguirás entender a tu cuerpo y saber qué es lo mejor para él en cada momento.

Expertos en nutrición y dietética en Madrid para evitar efecto yoyó: ponte en manos de profesionales

¿Quieres unirte al estilo de vida saludable? En Clínica Menorca contamos con uno de los mejores equipos de nutrición y dietética de Madrid. Los profesiones de nuestro clínica de nutrición estudiarán tu caso y elaborarán un plan nutricional personalizado solo para ti.

¡Contacta con nosotros en el 900 834 487!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

En Clínica Menorca seguimos atendiendo consultas de todas nuestras especialidades de lunes a viernes.

Solicita ya tu cita online y uno de nuestros facultativos te atenderá por videollamada de forma personalizada.

Logotipo Clínica Menorca