¿Cómo cuidar la piel mixta? Tips y consejos

piel mixta
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La piel mixta es una de las más habituales. En ella encontramos áreas grasas en lo que es la zona T de la cara: la frente, la nariz y la barbilla. La secreción sebácea se concentra en estas partes mientras otras permanecen secas o normales, por eso su cuidado no es sencillo. Ya os hemos hablado de la piel mixta y sus características, pero vamos a recordar cómos identificarla para adecuar tu rutina de cuidado facial según las necesidades de tu rostro.

¿Qué es piel mixta? Estas son las señales que debes tener en cuenta para identificarla correctamente

La piel mixta se compone de diferentes zonas que requieren de atenciones diferentes. Puede que aparezcan granitos, imperfecciones y brillos en partes concretas, al mismo tiempo que las mejillas y el contorno de ojos necesiten de una hidratación extra. Esto puede verse intensificado si usamos productos para piel grasa, porque hará que las zonas más secas pierdan su capa lipídica natural.

Una creencia común y errónea es que las pieles que presentan un exceso de grasa no necesitan hidratación, y nada más lejos de la realidad. Su ausencia puede generar un mayor desequilibrio, e incluso puede llegar a producir el efecto que tratamos de prevenir: una mayor secreción sebácea. Pasamos a contarte cómo iniciar una rutina de limpieza y cuidados y cómo hidratar la piel mixta.

La rutina de belleza para cuidar tu rostro si tienes piel mixta

Para tener una piel radiante debes mimarla, aportarle nutrientes y realizarle una limpieza adecuada. Ya sabes qué es la piel mixta, así que sigue estos pasos dos veces al día.

  1. Límpiala. Para eliminar las impurezas y la suciedad acumulada tanto durante el día como la noche es indispensable limpiarla antes de aplicar cualquier otro producto. Puedes elegir entre limpiadores con base acuosa, como pastillas de jabón, o con base de aceite. Si optas por este último debes usarlo en primer lugar, retirarlo con un algodón y luego aplicar un limpiador con base acuosa. Siguiendo estos pasos lograrás eliminar los residuos de maquillaje más fácilmente y evitar los poros obstruidos.
  2. Tonifícala. Elige un tónico específico para piel mixta y ten en cuenta que no debe contener alcohol. Así reequilibrarás tu rostro y lo prepararás para que los productos que uses a continuación se absorban mejor. Puedes aplicarlo con algodón o con los dedos mediante toquecitos.
  3. Hidrátala. Este paso es muy importante para evitar una piel mixta deshidratada. Puedes elegir dos abordajes diferentes: usar cremas diferentes para las zonas grasas y la secas o bien optar por un producto para piel mixta. Si te decantas por esta última opción, recuerda seleccionar aquel que no contenga aceite y que tenga una textura ligera.
  4. Exfóliala. Último de los consejos para cuidar la piel mixta que nos ayudará a eliminar las células muertas de la piel para impedir la formación de imperfecciones. Puedes hacerlo una o dos veces por semanas y aplicar, a continuación, una mascarilla con vitaminas y antioxidantes.

¿Cómo hidratar la piel mixta? La medicina estética tiene la solución: ejemplos de tratamiento para piel mixta

Como ya hemos mencionado, la hidratación es una parte fundamental en el cuidado de todo tipo de pieles. Las cremas son un paso importante que llevar a cabo en nuestro día a día, pero puede que en determinados momentos nuestra piel necesite de cuidados extra para que no se deshidrate y conserve su tono y jugosidad.

Por ello, la medicina estética ofrece diferentes opciones con las que mantener nuestra piel radiante y encontrar su equilibrio. Uno de ellos es la mesoterapia facial, que consiste en inyectar, en las capas superficiales de la piel, sustancias como vitaminas, aminoácidos, etc., según las necesidades del paciente. Así se consigue prevenir el envejecimiento y se mejora la elasticidad de la piel. Las inyecciones con cócteles de vitaminas también son buenas aliadas para hidratar el cutis. Se recomiendan a aquellas personas que tienen la piel apagada, fina y con sequedad.

Otra opción es un tratamiento para piel mixta con plasma rico en plaquetas. Estos consiguen mejorar la hidratación de la piel y estimular la producción de colágeno y elastina; activan la regeneración celular y devuelven la elasticidad cutánea. El procedimiento del plasma facial se realiza extrayendo sangre del paciente. A continuación, se separa el plasma y se inyecta en la zona del rostro.

Sea cual sea tu tipo de piel, los profesionales de Clínica Menorca diseñarán un plan personalizado según sus necesidades con el que obtener una piel luminosa y llena de vitalidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

2 comentarios en “¿Cómo cuidar la piel mixta? Tips y consejos”

    • Buenos días. Vamos pasar tu email a las compañeras de la clínica para que se pongan en contacto contigo y puedan informarte de forma personalizada.
      Gracias por contactar con nosotros.
      El equipo de Clínica Menorca

      Responder

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

En Clínica Menorca seguimos atendiendo consultas de todas nuestras especialidades de lunes a viernes.

Solicita ya tu cita online y uno de nuestros facultativos te atenderá por videollamada de forma personalizada.

Logotipo Clínica Menorca