Cavitación

Cavitacion y cirugía corporal

CAVITACIÓN: TECNOLOGÍA NO INVASIVA MÁS EFECTIVA PARA ELIMINAR GRASA LOCALIZADA.

Una de las últimas incorporaciones a nuestra plataforma de tratamientos corporales es la cavitación.

La cavitación remodela el cuerpo eficazmente desde la primera sesión. Es un tratamiento no invasivo indicado para combatir la celulitis y reducir volumen.

La altísima calidad de este aparato de ultrasonidos hace necesario realizar una buena historia clínica adecuada a cada paciente. Nuestros médicos expertos realizar una consulta previa informativa para adecuar el tratamiento de cavitación según se trate de eliminar la grasa localizada en el abdomen, flancos, región trocantérea (talle, glúteos), cara interna y externa de los muslos o rodillas.

Los resultados se notan: reducción de entre 2 y 4 cm en la primera sesión. Estos resultados se potencian notablemente si se combinan los tratamientos de cavitación con la radiofrecuencia. También se mejoran los resultados si antes, durante y después del tratamiento se realiza ejercicio o se utiliza la plataforma vibratoria.

¿CÓMO FUNCIONAN LOS ULTRASONIDOS CAVITATORIOS?

La cavitación es un impulso ultrasonoro de baja frecuencia que produce microscópicas burbujas que rompen las membranas de los adipocitos, sin dañar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo y linfático. Los modos de acción del ultrasonido sobre los tejidos biológicos se deben a dos efectos: térmicos y mecánicos. Cuando se quiere hacer énfasis en el efecto mecánico para destruir el tejido graso, se programa en modo continuo. Si la densidad del tejido graso es menor y se desea hacer un tratamiento más completo eliminando, además de la celulitis, la retención de líquidos, y se quiere mejorar la circulación y reestructurar el colágeno, se programa en modo pulsado.

¿PARA QUÉ ESTÁ INDICADO?

La cavitación remodela el cuerpo eficazmente desde la primera sesión. Es un tratamiento no invasivo indicado para combatir la celulitis y reducir volumen. Se aplica en zonas con grasa localizada en el abdomen, flancos, región trocantérea (talle, glúteos), cara interna y externa de los muslos y rodillas. Jamás en la cara o en el cuello y nunca cerca de prótesis metálicas o implantes.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Es necesario realizar una buena historia clínica. Antes de comenzar las sesiones de cavitación es importante beber 2 litros de agua al día y disminuir el consumo de grasa y azúcares. Durante el tratamiento, primeramente se limpia la zona con alcohol para mejorar la transmisión de ultrasonidos. Se marca para delimitar la zona a tratar, se efectúan mediciones y se toma una fotografía. Después se aplica un gel para desplazar el aplicador lentamente por la superficie de la piel con un movimiento circular. Durante la sesión de cavitación, el paciente puede notar una ligera sensación de succión que no es dolorosa en absoluto; por lo tanto, la piel queda lisa y sin traumatismos.

RESULTADOS

Con pacientes bien seleccionados y con un tratamiento bien realizado, se reduce de 2 a 4 cm en la primera sesión. El efecto es menor en las sucesivas pues ya hay menos tejido graso. Las pacientes que mejor responden al tratamiento son las comprendidas entre 25 y 55 años.

El resultado se potencia notablemente si se combinan la cavitación con la radiofrecuencia. También se mejoran los resultados si antes, durante y después del tratamiento se realiza ejercicio o se utiliza la plataforma vibratoria. Las ventajas del tratamiento son disminución del tejido adiposo, restauración del colágeno, mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y ayuda a regular el tránsito intestinal.

¿CUÁNTAS SESIONES DE CAVITACIÓN SE RECOMIENDAN?

El número de sesiones recomendadas para IMC (Índices de Masa Corporal) comprendidos entre 23 y 27 es de 5 a 6 sesiones. Para IMC superiores entre 10 y 15 sesiones. Siempre debe ser un médico quien recomiende cuántas sesiones son necesarias, pues varía según la estructura del tejido a tratar, el volumen, la extensión del área de tratamiento y la edad metabólica. Las sesiones duran unos 40 minutos.

CONTRAINDICACIONES DE LA CAVITACIÓN

En algunos casos el tratamiento no es recomendado, estando contraindicado para pacientes que padezcan: enfermedades agudas y crónicas; enfermedades hepáticas y renales; cuadros febriles, enfermedades de la piel, embarazo, lactancia, alteraciones de vascularización, varices, implantes metálicos y marcapasos.

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar