•  650 487 218       900 834 487

4 consejos sencillos para dormir mejor

Cómo dormir mejor

4 consejos sencillos para dormir mejor

1000 666 Clínica Menorca

¿Cómo dormir mejor?Dormir bien es uno de los pilares fundamentales de la vida sana: refuerza nuestro organismo, ralentiza el envejecimiento, mejora nuestro estado de ánimo, favorece la productividad, etc. Pero cuando no dormimos lo suficiente y la calidad del descanso es mala, los efectos en nuestra salud son devastadores.

Conciliar el sueño y descansar adecuadamente no siempre resulta sencillo. De hecho, puede convertirse en una odisea para muchos. Por suerte, existen algunas recomendaciones para favorecer la conciliación del sueño que si incorporamos a nuestro día a día nos pueden ayudar a dormir mejor.

Si eres de los que te levantas más cansado de lo que te acostaste… ¡este artículo te interesa!.

Consejos para dormir mejor

  1. Crea una atmósfera adecuada para el descanso.

Para dormir bien todas las noches hace falta un entorno apropiado para el descanso, comenzando con una cama cómoda. Nuestro colchón debe ser confortable y firme y estar hecho con materiales que permitan la ventilación y la transpiración. Se recomienda cambiar el colchón cada 10 años y darle la vuelta una vez al mes para evitar que se queden formas o marcas.

Por otro lado, para garantizar un adecuado descanso es fundamental mantener el dormitorio bien ventilado, aireado y con una temperatura agradable. También es aconsejable dormir con poca luz en la habitación y evitar al máximo el ruido.

  1. Elige una cena adecuada.

A la hora de la cena, escoge productos ligeros, que faciliten la digestión y favorezcan la relajación.Hay alimentos que por sus propiedades nutricionales nos ayudan a conciliar el sueño, relajar el organismo y dormir mejor. Por ejemplo:

  • Los productos integrales.
  • La avena.
  • La miel.
  • Las infusiones.
  • La leche.
  • Las alcachofas.

Además, se recomienda cenar 90 minutos antes de acostarse para que el organismo pueda hacer la digestión antes de dormir.

  1. Deshazte de los dispositivos electrónicos.

Ver la televisión, utilizar el ordenador en la cama o estar con el móvil antes de dormir puede alterar gravemente nuestro descanso. Estos dispositivos emiten luz que afectan a las hormonas encargadas de regular el ciclo del sueño y las imágenes que vemos en ellos activan nuestro cerebro y perjudica el descanso. Por ello, si quieres descansar mejor, apaga los dispositivos electrónicos una hora antes de irte a dormir.

  1. Establece una rutina de sueño.

Fija unos horarios y cúmplelos todos los días. Intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora, ¡también los fines de semana!. Quizás al principio te cueste un poco más no trasnochar los sábados o remolonear los domingos por la mañana, pero en poco tiempo tu cuerpo se acostumbrará al nuevo ritmo de sueño. No tardarás en dormirte por las noches y te levantarás como nuevo.

Una idea muy útil es incluir en tu nuevo horario una rutina relajante antes de irte a dormir, como meditar, leer o escuchar música. De esta forma, prepararás tu cuerpo y tu mente para descansar y dejarás a un lado el estrés o la excitación.

 

Qué hay que evitar para dormir bien

Al igual que hay determinados hábitos que nos ayudan a conciliar el sueño, también encontramos algunos aspectos que perjudican nuestro descanso diario:

  • Evita las cenas copiosas, abundantes y altas en grasas y azúcares. De igual modo, no te duermas con hambre.
  • Olvídate de los estimulantes antes de dormir, como el café o las bebidas energéticas. Tampoco es recomendable el alcohol o el tabaco.
  • No practiques ejercicio físico 2 o 3 horas antes de dormir, ya que activa el cerebro y estimula el organismo.

 

En Clínica Menorca pensamos que para poder disfrutar de una vida saludable hace falta seguir una alimentación sana, practicar ejercicio de forma frecuente y, por supuesto, descansar adecuadamente. Ahora que conoces nuestros consejos para un sueño de calidad y reparador, solo tienes que ponerlos en práctica en tu día a día. ¡Conseguirás descansar como nunca!.

    Clínica Menorca