•  650 487 218       900 834 487

Botox

El Bótox®, o Toxina Botulínica tipo-A es el tratamiento estético recomendado (por sus propiedades y potencia de acción) para eliminar o atenuar temporalmente las líneas de expresión situadas en el tercio superior del rostro: entrecejo, la región central de la frente y las “patas de gallo”. En la Clínica Menorca somos pioneros en la realización de este tratamiento, siendo una de las primeras clínicas en aplicar el tratamiento de bótox en Madrid.

Es el tratamiento que mejor resultados da por sus propiedades y potencia de acción ya que paraliza los músculos impidiendo así que éstos se contraigan, y como consecuencia se evita que se formen las arrugas.

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

PIDE UNA CITA

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

PIDE INFORMACIÓN

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

Botox

El Bótox®, o Toxina Botulínica tipo-A es el tratamiento estético recomendado (por sus propiedades y potencia de acción) para eliminar o atenuar temporalmente las líneas de expresión situadas en el tercio superior del rostro: entrecejo, la región central de la frente y las “patas de gallo”. En la Clínica Menorca somos pioneros en la realización de este tratamiento, siendo una de las primeras clínicas en aplicar el tratamiento de bótox en Madrid.

Es el tratamiento que mejor resultados da por sus propiedades y potencia de acción ya que paraliza los músculos impidiendo así que éstos se contraigan, y como consecuencia se evita que se formen las arrugas.

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

PIDE UNA CITA

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

PIDE INFORMACIÓN

Tratamiento/s de interés

He leído y acepto las condiciones.

¿Cuánto tarda el bótox en hacer efecto?

Uno de los principales atractivos de la toxina Botulínica aplicada en la estética es la rapidez con la que actúa, por lo que tras la primera sesión ya se empiezan a notar los resultados.

La técnica que se utiliza para el tratamiento consiste en infiltrar la toxina botulínica tipo A con una fina aguja en el músculo, provocando un efecto de relajación que anula las continuas contracciones, evitando así las antiestéticas líneas de expresión y dando un aspecto natural al rostro.
Las técnicas de infiltración de bótox son sencillas, indoloras, rápidas y muy poco intrusivas, consiguiendo un efecto de juventud muy natural, un aspecto terso y luminoso. Con carácter preventivo retrasan la aparición de la flacidez, el signo más evidente de envejecimiento.

Los Mejores Médicos Especialistas en Aplicación del Bótox

Equipo de médicos de clínica menorca especializados en medicina estética

¿En qué consiste el tratamiento de bótox?

En Clínica Menorca el doctor siempre va a adecuar la cantidad de producto que hay que aplicar a cada paciente, personalizando al máximo el tratamiento para obtener el resultado deseado por el paciente.

Aún así, además de esta personalización nuestros doctores siguen minuciosamente los protocolos y parámetros estándar que se exponen en los talleres y congresos con el fin de unificar unos criterios básicos, para un óptimo funcionamiento del producto y que se consigan los resultados más naturales.

Estos protocolos están muy estudiados, determinando los puntos del músculo donde se aplica el bótox y qué cantidad de unidades de toxina se ponen en cada punto para obtener un efecto óptimo.

¿Dónde se aplica el Bótox?

La individualización del tratamiento es clave, puesto que no todos tenemos la misma fuerza muscular ni la misma formación de arrugas.

La aplicación del bótox en el entrecejo trabaja fundamentalmente sobre los músculos corrugadores y el piramidal. El corrugador es un músculo que va desde la zona interna hacia la zona superior de la ceja; en ocasiones éste músculo es muy largo habrá que actuar sobre un puntos en lugar de uno como es habitual.

En cuanto a la infiltración de bótox en la frente va a depender de si ésta es grande o pequeña. En pacientes con una frente ancha el doctor podrá aplicar una fila de 4 puntos, o bien es posible que necesite una doble fila para suministrar la cantidad de producto necesaria, y donde la medida estándar o protocolizada podría ser insuficiente.

También preguntamos al paciente si sufre de migrañas, ya que nos estaría indicando que el músculo frontal empieza más hacia el interior del cuero cabelludo (este es el caso del bótox para migrañas).

En las patas de gallo se bloquea la zona externa del orbicular del ojo para dar mayor amplitud y dejar una mirada más limpia. Para esta zona también están protocolizados los puntos de aplicación donde debe hacerse el depósito de la toxina. Hay personas que presentan unas patas de gallo muy pronunciadas.

El área de acción del bótox desde el punto de infiltración es de aproximadamente 5 milímetros, y el médico debe tenerlo en cuenta en cómo puede afectar a las zonas próximas, y determinar el punto exacto de aplicación del producto.

Por este motivo antes de la infiltración del bótox en un paciente el doctor inspeccionará el párpado superior, a la vista y al tacto; si el párpado superior presenta un exceso de dilatación, de piel suelta, el médico deberá cuidar la cantidad de toxina a suministrar en la frente para evitar que le párpado se caiga cerrando el ojo.

De ahí la importancia de ponerse siempre en manos de médicos expertos y con experiencia en la aplicación del bótox.

Preparación del paciente para el tratamiento

Antes de realizar el tratamiento el médico limpia las zonas a tratar con un algodón para eliminar todo rastro de maquillaje o impurezas en la piel, se desinfecta la zona (con clorhexidina, por ejemplo) y a continuación se procede al marcado.

Para marcar bien hay que analizar sobre cada músculo en qué puntos se contrae más. Por ejemplo hay ocasiones en que el frontal muestra una mayor contracción del músculo en la mitad derecha que en la izquierda.

Por ello el paciente debe indicar al médico cuáles son las arrugas que le gustaría eliminar, y mediante gesticulaciones (como sonreír o cerrar los ojos) el doctor identifica cuáles son los puntos exactos de abordaje para la aplicación del producto, así como la cantidad necesaria a introducir en cada punto.

  • Frente: se pide al paciente que eleve las cejas.
  • Entrecejo: se pide al paciente que simule expresión de enfado, o también de oler mal.
  • Patas de gallo: se pide al paciente que sonría.

 

La pericia del doctor es fundamental para la correcta aplicación del producto, ya que un acceso inadecuado podría provocar la aparición de hematomas innecesarios; y la introducción de una cantidad de producto errónea (por exceso o por defecto) puede provocar una duración inadecuada de los efectos del tratamiento o un volumen innecesario. En Clínica Menorca somos pioneros en la aplicación del bótox en Madrid.

Aunque se conoce como un tratamiento indoloro, para suavizar las posibles molestias (y dependiendo de la tolerancia de cada paciente) el doctor podrá aplicar frío localizado que insensibiliza las zonas de aplicación del tratamiento.

Tras la aplicación del tratamiento podría aparecer excepcionalmente algún hematoma en la zona de aplicación, ya que para la infiltración de la toxina botulínica inevitablemente hay que utilizar agujas, y aunque son las más finas que existen cabe la posibilidad de que en el punto justo de infiltración se rompa algún vaso sanguíneo, que sería el causante de esos leves hematomas.

Entra dentro de lo normal, y en el supuesto de que se de el caso el doctor puede controlarlo presionando directamente sobre el punto evitando así la aparición del hematoma o reduciendo su tamaño al menos.

La revisión del tratamiento de bótox para arrugas se hace cada 15 días. En esta consulta de revisión el doctor evalúa cómo ha evolucionado la toxina y si fuera necesario corregir en algún punto de aplicación para mantener la simetría de la contracción muscular.

El bótox tiene una duración de 5 a 6 meses, tras los cuales la toxina se elimina por completo. Respetando éste intervalo el paciente podrá repetir el tratamiento con la tranquilidad de que su cara conservará toda su expresión y rasgos faciales. En caso de reducir el tiempo transcurrido entre un tratamiento y el siguiente, el paciente se estaría exponiendo a una sobre exposición de la toxina generando el aspecto conocido como “cara de muñeca” que en Clínica Menorca desaconsejamos por no respetar nuestra política de Naturalidad en los resultados.

La Marca o Laboratorio

La comercialización del bótox la realizan distintos laboratorios bajo diferentes marcas como Azzalure, Vistabel y Bocoture principalmente. Si bien todos ellos utilizan por ley la misma toxina botulínica tipo, en el momento de su manipulación pueden enriquecer la composición final con más o menos proteínas complejantes.

El 100 % del efecto de la toxina se prolonga durante dos meses, a partir de ese momento el organismo empieza a degradar y eliminar poco a poco hasta una los 6 o 7 meses.

El efecto del bótox sobre los músculos es visible aproximadamente a los 4 días, sin embargo, nuestros doctores han identificado un patrón en pacientes que practican mucho deporte, sobre los que el efecto del tratamiento tarda un poco más en manifestarse, hasta los 8 o 9 días. En lo que se refiere a la duración de los resultados no hay variación.

Combinación con otros tratamientos

El bótox es un tratamiento que se aplica en el tercio superior de la cara, por lo tanto, se puede combinar con cualquier tratamiento.

La edad para realizarse el tratamiento es a partir del momento en que al paciente le preocupa y le afecta personalmente el aspecto de las arrugas.

Precauciones y cuidados después del bótox: postoperatorio

Una vez terminado el tratamiento con bótox, el paciente tiene que estar 3 horas sin tumbarse para que la toxina se estabilice. Así mismo se desaconseja la práctica de cualquier deporte en las sucesivas 24 horas.