•  650 487 218       900 834 487

¿Cómo saber si tengo ginecomastia y cómo lo soluciono?

Ginecomastia

¿Cómo saber si tengo ginecomastia y cómo lo soluciono?

1000 664 Clínica Menorca

Como venimos haciendo desde hace tiempo, hoy también os traemos un post en el que hablamos sobre un término médico no muy conocido. En esta ocasión os hablaremos de la ginecomastia masculina y la acumulación de grasa pectoral, cómo detectarla y cómo tratarla.  Pero antes de preocuparte, de tener o no esta patología, te recomendamos informarte y consultar a un especialista.

¿Y qué es exactamente la ginecomastia? ¿Es lo mismo que el exceso de grasa en la zona pectoral?

La ginecomastia masculina es la formación de mamas en los hombres por un crecimiento anormal de las glándulas mamarias. En otras palabras, es el agrandamiento o aumento del volumen de una o las dos mamas de estos. También puede darse por un exceso de grasa, que podrás encontrar bajo el nombre de adipomastia o pseudoginecomastia.

Los hombres más sensibles a presentar casos de esta hipertrofia de pechos suelen ser los que tienen una edad comprendida entre los 18 y los 50 años, por tanto, la mayor parte de la población masculina que lo sufre es ya adulta.

Asimismo, cuando se trata de un problema de exceso de grasa pectoral, suelen padecerlo aquellos hombres que cuentan con problemas de sobrepeso, un factor que siempre hace que la salud se resienta, a lo que se le suma el hecho de llevar una vida poco activa o sedentaria.

¿Qué puede hacer el hombre para eliminar la grasa pectoral?

A la hora de preguntarse cómo solucionamos este problema, habrá que cuestionarse cuál es la razón por la que ha aparecido.

Si el problema es la ginecomastia, la solución es una de las intervenciones más sencillas en cirugía estética, con anestesia local y sedación.  Dependiendo del tipo de ésta, y tras un diagnóstico de ginecomastia, las técnicas pueden ser desde una liposucción hasta una mastectomía.

En el caso de que se haya producido por un exceso de grasa acumulada en la zona pectoral, debido a malos hábitos en la alimentación, sedentarismo, etc. la solución puede ser más sencilla, como seguir un tratamiento de nutrición y adoptar una vida más activa.

Lo primero que debemos hacer es examinar la dieta que estamos llevando con la ayuda de un especialista. Una vez hecho esto, el mejor plan de nutrición para eliminar la grasa pectoral, de forma natural, es el que está pensado para perder peso en todo el cuerpo. Es necesario hacerlo así y no por partes, pues es prácticamente imposible conseguirlo fácilmente. De esta forma, el pecho podría llegar a reducirse.

Ahora bien, no es recomendable hacer una dieta de choque, sino que el verdadero truco para perder peso es quemar más calorías de las que se ingieren. Esto quiere decir que no tienes necesariamente que contarlas, lo único es comer en proporciones razonables y practicar deporte. ¿Y qué clase de ejercicio es el mejor para eliminar la grasa pectoral? Presta atención:

  • Haz ejercicios de ‘step’, algo que te ayudará a controlar la respiración y a hacer que esta aumente.
  • Salta a la comba. Se trata de un ejercicio cardiovascular, al igual que el anterior. No hace falta hacer combinaciones extrañas de saltos, solamente es necesario que, como con el ‘step’, aumente el ritmo cardíaco.
  • Anda o corre. Si no eres de los fanáticos del ‘running’, también puedes sustituirlo por una buena caminata diaria.
  • Haz natación. Este es uno de los deportes más completos que existen, algo que favorece la quema de calorías, así como una mejora en la respiración.

¿Cómo saber si es un caso de ginecomastia?

Eso sí, antes de todo lo descrito anteriormente, es necesario saber si tienes ginecomastia o un exceso de grasa pectoral. ¿Y cómo puedes saberlo sin salir de casa? Es fácil y tan solo hace falta cinco pasos:

  1. Acostarse boca arriba
  2. Colocar el dedo pulgar y el dedo índice a ambos lados del seno, en el borde de la areola como si se tratara de una pinza.
  3. Presionar la areola suavemente.
  4. En el caso de que los dedos se hundan y acaben encontrándose, no debes preocuparte, ya que no sufres ginecomastia. Solamente deberías estar pendiente de perder algo de peso si tu caso es el de un exceso de grasa, aunque siempre que sea algo controlado por un experto.
  5. Si, por el contrario, los dedos no llegan a tocarse ni se hunden, sino que se encuentran con un tejido duro, posiblemente tengas que acudir a un especialista a consultar acerca de esta dolencia.

Y ahora que ya sabes cómo puedes eliminar la grasa pectoral y si tienes ginecomastia, puede ser un buen momento para consultar al especialista. ¿Tienes alguna pregunta? ¿Necesitas una consulta personalizada? ¡Escríbenos!

    Clínica Menorca