•  650 487 218       900 834 487

Rinomodelación: La Rinoplastia sin cirugía

Rinomodelación: La Rinoplastia sin cirugía

750 748 Clinica Menorca

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero ¿qué sería de un rostro sin nariz? Esta es una de las partes del cuerpo humano que le otorga personalidad a cada uno pero también puede ser fuente de complejos. Menos mal que la rinomodelación puede liberarnos de ese complejo

Porque narices hay miles: las hay más grandes, aguileñas, respingonas o más chatas, y, aunque muchos no se atrevan ni a plantearse este tipo de cirugía, hay mucha gente que no se encuentra a gusto con esta facción. Así que nos gustaría llamar la atención de todos aquellos que se sienten fuera de lugar por culpa de su órgano olfativo. Y no lo hacemos para que se lancen a pasar por el quirófano, sino que queremos que no se queden anclados en el pasado y pasen a conocer una nueva técnica. Se llama rinomodelación y es la mejor solución para que no sea necesario someterse a una intervención quirúrgica, es decir, es como la rinoplastia sin cirugía.

Y ahora viene la gran pregunta: ¿cuándo es más recomendable la rinomodelación que la famosa rinoplastia? En Clínica Menorca os resolvemos todas las dudas. Para empezar, hay que decir que es un proceso más barato, y , lo más importante,  puede ofrecer resultados similares a la rinoplastia.

En el caso de que el paciente cumpla con el perfil idóneo para hacerse  ciertas modificaciones en su nariz y tenga miedo al quirófano, es preferible que se decante por la rinomodelación. Para optar a este tipo de tratamiento, el paciente no debe contar ni con muchas imperfecciones ni muy marcadas, sino que lo que tiene que cumplir es que su nariz tenga pequeños detalles, por ejemplo, una protuberancia.

Se trata, por tanto, de un proceso de estilización de la nariz sin complicaciones de ningún tipo. El procedimiento para llevar a cabo la rinomodelación conlleva una serie de fases. Para empezar, el médico responsable rellenará la nariz del paciente con  productos derivados del Ácido Hialurónico.

Después, el doctor irá moldeando la nariz para que quede en armonía con el resto de rasgos del rostro. De hecho, aquí viene una de las ventajas de este tipo de técnica, pues no será necesario el uso de vendajes como ocurre con la rinoplastia.

Y he aquí otra más, y es que no será necesario permanecer ingresado ni unas horas después de la intervención, sino que simplemente el paciente tendrá que estar durante, como máximo, treinta minutos dentro de la consulta.

Por último, vamos a terminar desvelando cuál es una situación típica en la que el paciente debe decantarse por la rinoplastia y no por la opción que contábamos en líneas anteriores. Así, cuando alguien lo que quiere es reducir el tamaño de su nariz, es mejor que se vaya hacia el terreno de la cirugía, ya que es un cambio más grande que el de una simple modelación, como por ejemplo el deseo de tener una nariz un poco más delicada y fina.