•  650 487 218       900 834 487

7 recomendaciones para practicar deporte en verano sin correr riesgos

Practicar deporte en verano sin riesgo

7 recomendaciones para practicar deporte en verano sin correr riesgos

1000 666 Clínica Menorca

Practicar deporte en verano sin riesgos es la mejor forma de cuidarnos. Sin contar con que hacer ejercicio de forma habitual tiene muchísimos beneficios para nuestra salud. Nos proporciona energía, mejora nuestra condición física, liberamos estrés… Sin embargo, hacer ejercicio durante los meses de verano puede suponer un gran riesgo para nuestra salud. En Clínica Menorca pensamos que la salud es lo primero y que, para evitar cualquier riesgo este verano, debes adoptar una serie de prevenciones que garanticen tu seguridad.

Por ello, en el post de hoy queremos contaros cuál es la mejor manera de practicar ejercicio en verano sin correr ningún riesgo. Así que… ¡deportistas!, prestad mucha atención a lo que os vamos a contar a continuación.

  1. Evita las horas centrales del día

Lo primero de todo es saber cuándo es aconsejable practicar deporte al aire libre sin correr riesgos innecesarios. En verano las temperaturas son bastante elevadas por lo que hay que evitar las horas más calurosas del día, desde las 12:00h hasta las 17:00h aproximadamente. Lo más adecuado es hacer deporte a primera hora del día, a última hora de la tarde o por la noche, cuando las temperaturas son más bajas y el ambiente más fresco.

  1. Mantente hidratado

Cuanto más calor hace más sudamos y, por consiguiente, más líquidos necesita nuestro cuerpo. La cantidad de agua que perdemos cuando practicamos deporte en verano es mucho mayor que en cualquier otra época del año. Para evitar la deshidratación hay que tomar líquidos antes, durante y después de practicar deporte y no esperar a tener sed.

  1. Protégete del sol

Protege tu piel del sol. En verano los rayos solares inciden con más fuerza por lo que es esencial aplicarse protector solar (mejor si es resistente al sudor) antes de salir a practicar deporte, sin olvidar las zonas delicadas como las orejas, el cuello o las manos. Añádele a esto unas gafas de sol para proteger los ojos y una gorra. No obstante, insistimos en que lo mejor es evitar exponerse al sol durante mucho tiempo.

  1. Elige la ropa adecuada

La mejor vestimenta para hacer ejercicio consta de ropa ligera, transpirable, cómoda y de colores claros. Si además lleva bolsillos para guardar una botella de agua, mejor que mejor.

  1. Escucha a tu cuerpo

Es probable que en verano notes que tu cuerpo no aguanta tan bien el ejercicio como en invierno. Las altas temperaturas hacen que nos cueste más mantener nuestro ritmo habitual a la hora de practicar deporte. Nuestra recomendación: escucha a tu cuerpo y, en función de lo que este te diga, baja la intensidad del ejercicio. Así prevendrás sufrir un golpe de calor o deshidratación.

  1. No te fijes objetivos imposibles

Es momento de lucir figura. Sin embargo, no siempre llegamos a los meses estivales con el cuerpo que nos gustaría. Quizás te haya pillado el toro con la operación bikini, pero ahora no es momento de ponerse a practicar deporte como loco con la intención de conseguir unos objetivos que deberían alcanzarse con hábitos saludables durante todo el año. Hacer ejercicio es muy beneficioso para nuestra salud, pero siempre y cuando lo practiquemos con cabeza y adaptándolo a nuestras capacidades físicas y al clima.

  1. Cambia de actividad

Si te aburre la rutina ¡estás de suerte!. En verano tienes la oportunidad de cambiar de actividad y animarte con los deportes de agua. Además, es la mejor opción para practicar ejercicio sin correr ningún riesgo. Natación, aquagym, surf, paddle surf… Hay una gran variedad y podrás escoger la actividad que más te guste.

En resumen, que el calor no acabe con tu rutina diaria de ejercicio pero siempre con mucha precaución. Ante el más mínimo síntoma de golpe de calor, mareo, fatiga… para, no vale la pena correr riesgos innecesarios.

Dejar una Respuesta