LPG

¿Qué es el tratamiento LPG?

LPG o endermología es un tratamiento que se puede aplicar en cualquier paciente. Sobre todo está indicado para aquellos que necesitan de un drenaje controlado debido a retenciones de líquidos, y también para mejorar el estado de la celulitis.

Para establecer un diagnóstico de LPG en un paciente es necesaria una valoración previa por el doctor, que servirá para determinar el tipo de piel y de celulits que presenta el paciente.

Con el tratamiento de LPG ayudamos al organismo a eliminar el exceso de líquidos retenidos, así como una ruptura de células grasas, lo que cuál favorece en su conjunto (además) a una reducción de la celulitis mediante un reblandecimiento de la misma y pérdida de volumen, en definitiva.

Los pacientes mejor indicados para un tratamiento con LPG son pacientes que necesitan drenaje, pacientes con linfedemas, o con retención de líquidos.

Es un tratamiento que, si bien puede realizarse de manera independiente, normalmente está asociado a otros tratamientos como carboxiterapia o mesoterapia corporal.

Se utiliza en todo el cuerpo, fundamentalmente en brazos, abdomen, cadera, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos.

CÓMO ES EL TRATAMIENTO

Una de las principales propiedades del tratamiento LPG, es que es un tratamiento muy sencillo, consiste en cubrir todo el cuerpo del paciente con una maya sobre la cual se practican los masajes de drenaje indicados por el médico. Los masajes se realizan con unos rodillos especiales y son controlados por el personal sanitario en todo el cuerpo. Los masajes van en dos sentidos, tanto lineales como rotatorios, y su objetivo es el de realizar un drenaje y mejorar el estado de la celulitis.

Es un equipo que dispone de un cabezal compuesto por dos rodillos motorizados que el terapeuta desplaza por el cuerpo del paciente. El aparato combina tres movimientos: ondulado (que se aplica al principio y al final del tratamiento, en espiga (pensado para tratar las zonas afectadas por la celulitis), y en forma de ocho (ideal para suavizar el tejido de las zonas celulíticas).

El tratamiento tiene una duración de 30 minutos, es ambulatorio, totalmente indoloro y por tanto no requiere de anestesia alguna. De hecho en la mayoría de pacientes la sensación del tratamiento es agradable. Como excepción están los casos de pacientes con celulitis muy dura, en cuyo caso es posible que tengan ciertas molestias.

CONTRAINDICACIONES

El tratamiento de LPG no presenta contraindicaciones, tan solo en los casos de Neoplasias, que es necesaria una indicación médica de su oncólogo.

Por lo demás el tratamiento puede practicarse durante todo el año y en pacientes de todas las edades.

RESULTADOS

En Clínica Menorca, llevamos trabajando con el tratamiento LPG en Madrid desde hace años, obteniendo unos resultados increíbles.

 

 

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar