•  650 487 218       900 834 487

Lo último en tratamiento facial sin cirugía

Lo último en tratamiento facial sin cirugía

150 150 Clinica Menorca

Ya no es necesario pasar por el quirófano para lucir un rostro más joven y lozano. Los últimos avances en medicina estética permiten rejuvenecer la piel y obtener, con un tratamiento facial sin cirugía, resultados naturales y duraderos. En los últimos años han aumentado estos tratamientos y gracias a los nuevos avances en investigación, todo apunta a que la tendencia seguirá al alza.

tratamientos_faciales_2015Los nuevos tratamientos faciales

Entre el pasado 19 y 21 de febrero se celebraba en Málaga el 30º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), en el que se habló de las principales novedades que ya se realizan en las clínicas más prestigiosas de Medicina Estética.

Hilos tensores: se trata, sin duda, del boom en medicina estética para este 2015. Este tratamiento facial consigue un efecto más suave que un lifting quirúrgico, por lo que ofrece un resultado más natural. Consiste en poner unos hilos intradérmicos que van desde la parte anterior de la oreja hasta el surco nasogeniano – entre la nariz y la boca – y hasta el lateral del mentón. De esta manera, se recoloca el pómulo y se retensa el óvalo facial. El tratamiento puede realizarse en una clínica estética y su duración es de unos 40 minutos. No provoca heridas y solo es necesaria una anestesia local para practicarlo.

Inductores de colágeno: el colágeno es una proteína responsable de otorgar flexibilidad y resistencia a los tejidos y se va perdiendo con el paso de los años. Lo que se pretende con los inductores de colágeno es estimular su formación y, de esta forma, lograr que la piel luzca más tersa y brillante. Este tratamiento facial no ofrece un resultado inmediato, pues debe pasar un mes hasta que los inductores de colágeno empiecen a actuar. La ventaja es que se consigue un resultado natural con una duración que dependerá de la cantidad y la calidad de colágeno que cada paciente pueda formar.

Láser: el láser es ya un viejo conocido en lo que se refiere a medicina estética. Con los nuevos avances, es posible reducir sus efectos secundarios e incrementar su poder tensor. Además, la aparición de nuevos aparatos de radiofrecuencia más eficaces posibilitará la aparición de nuevos tratamientos.

Ozonoterapia para ralentizar el proceso de envejecimiento: El ozono es un potente agente germicida, antiinflamatorio, antiálgico, y modulador del estrés oxidativo. Tiene efectos regeneradores y oxigena la sangre y los tejidos. La ozonoterapia consigue rehabilitar la piel en proceso de envejecimiento. El tratamiento consiste en aplicar inyecciones subcutáneas de ozono en las zonas del rostro, cuello y escote. Tras las sesiones, se administra aceite vegetal ozonizado. Con esta técnica se consigue eliminar la red de finas arrugas y nivelar las más profundas. Está indicado también para la flacidez y mejora la turgencia de la piel.

Genética aplicada a la medicina estética: está empezando a introducirse y se encuentra aún en estado embrionario, pero es una de las cuestiones que dará que hablar en el terreno de los tratamientos faciales en el futuro.

Gracias a los avances de la medicina estética, cada vez es más sencillo – y seguro – realizar un tratamiento facial en una clínica estética y obtener resultados naturales y duraderos. El quirófano ya no tiene por qué ser una obligación si queremos rejuvenecer nuestro rostro y sentirnos más a gusto con nuestra imagen.

6 comentarios

Dejar una Respuesta