•  650 487 218       900 834 487

Días de Fiesta y tú con cara cansada

Días de fiesta y tú con la cara cansada

Días de Fiesta y tú con cara cansada

1000 927 Clínica Menorca

Muchos son los factores que hacen que aparezcan rasgos de cansancio en el rostro en los últimos tiempos, y es que, debido a los altos y graves niveles de contaminación que hay en las ciudades y al estresante ritmo de vida que llevamos, a veces vemos en nuestra cara pequeños signos de fatiga, ya seamos más mayores o no, pues la edad hay ocasiones en las que no tiene nada que ver. Los conocidos tratamientos para cara cansada son la clave para terminar con esa lucha incansable de mantener un aspecto descansado y joven.

Si además a todo esto le añadimos que, en invierno por la falta de luz, se resalta más la piel apagada y cansada. Es muy injusto que cuando una mujer de 30 años se mire al espejo, se vea envejecida y con el reflejo de la falta de sueño en cualquier rincón del rostro. Es cierto que las cremas resultan ser una solución para los primeros años en los que aparecen estas señales, sin embargo, sus efectos tardan en verse y el tiempo va pasando y los signos de la edad van ganando expresividad.

¿Por qué os hablamos sobre este tema en el post? Las cifras hablan por sí solas, y es que al 87% de los españoles les preocupa el aspecto de su rostro. Por tanto, aquí os vamos a dar unas ideas para que os hagáis un regalo de Navidad y os veáis con un rostro fresco, joven y libre de fatiga. Así que, ¿por qué no probar a plantearse un tratamiento para eliminar la cara cansada y rejuvenecer en solo unos minutos?

Os traemos los retoques más comunes entre los pacientes que se deciden por recuperar la frescura de su rostro con unos resultados profesionales y naturales y ser la envidia de todos los que los rodean.

Para empezar, tenemos la blefaroplastia sin cirugía, un método que hace que se mejore una de las zonas más afectadas por el cansancio, que es el contorno de los ojos, ya que la piel de esa área es muy fina y las arrugas se acentúan más. Así, aplicando la técnica de reestructuración ocular se eliminan las bolsas de los ojos sin necesidad de pasar por el quirófano.

También está el ‘contouring’, donde se utiliza el famoso ácido hialurónico porque es algo natural, reabsorbible, se integra en la piel y es súper seguro. Gracias a esta técnica de recuperación de los volúmenes perdidos, la luminosidad regresa al rostro y las ojeras desaparecen definitivamente.  En definitiva, es una sustancia producida de forma natural por el organismo y que está presente en la piel. Tiene como función la retención de agua, aportando a la superficie del rostro, o de la zona del cuerpo en la que se aplique, hidratación y, por supuesto, volumen. Con el proceso de envejecimiento, este ingrediente se degrada y nuestro organismo disminuye su capacidad para reponerla. El relleno que se hace es un gel que se aplica en la piel mediante pequeñas inyecciones para cubrir aquellas zonas más afectadas que se ven ya con líneas de expresión profundas.

Otra de las soluciones que os proponemos para dejar de lado el aspecto de fatiga y de cara cansada es la denominada bioplastia, un tratamiento que parece que venga del futuro por su innovación y modernidad. Los resultados se notan poco después de haber pasado por las manos del especialista, además de contar tan solo con media hora de sesión. ¡Y todo sin cirugía! Consiste en inyectar, a través de una microcánula de 0,5 milímetros, distintas sustancias que pueden ser permanentes, como el artecol, o reabsorbibles, como el ácido hialurónico, que vuelve a la carga una vez más.

Sin embargo, si lo que quieres es darte un pequeño capricho para un rejuvenecimiento facial en tiempo récord y que sea lo menos invasivo posible, el peeling es una apuesta segura. Se trata de una solución simple y efectiva que te hará ver los resultados al instante.

¡Ahora ya sabes cómo puedes eliminar el aspecto de cara cansada y dejar sin habla a todo el que te vea en estas fiestas!