•  650 487 218       900 834 487

Mamas tuberosas: qué son y cómo tratarlas

que son mamas tuberosas y cómo corregirlas

Mamas tuberosas: qué son y cómo tratarlas

768 511 Clínica Menorca

El pecho es una de las partes del cuerpo que más impacto tanto psicológico como físico produce en las mujeres, y es muy frecuente que muchas de ellas se sientan acomplejadas o no estén a gusto con el aspecto del mismo. Con el fin de recuperar la seguridad en sí mismas, hay mujeres que deciden realizarse una cirugía mamaria para aumentar el volumen de sus senos, elevarlos, corregir malformaciones del pecho o reducir su tamaño.

En esta ocasión vamos a centrarnos en las mamas tuberosas, una deformidad mamaria que comienza a desarrollarse en la pubertad y que provoca que el pecho tenga una apariencia poco estética, haciendo que quienes padecen esta malformación se sientan incómodas e inseguras con su aspecto físico, pudiendo desembocar también en problemas psicológicos.

 

¿Qué son las mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas (también denominadas mamas tuburales) son una malformación congénita de la mama que confiere al pecho una forma tubular. Esto se produce cuando, durante el desarrollo de la mama, ésta convive con un anillo fibroso alrededor que impide el desarrollo normal de la mama en sus cuatro cuadrantes.

Los principales rasgos de las mamas tuberosas son:

  • Mama con forma tubular.
  • Mal desarrollo de los cuadrantes inferiores del pecho.
  • Falta de tejido mamario por debajo del borde inferior de la areola.
  • Ausencia del surco submamario.

Existen cuatro grados diferentes de mamas tuberosas, desde el grado uno en pacientes con una ausencia leve del componente glandular, hasta el grado cuatro que es el más severo.

 

¿Cómo tratar las mamas tuberosas?

Hoy en día, gracias a la cirugía estética existe solución para corregir las mamas tuberosas. En la mayoría de los casos, la cirugía de mamas tuberosas va acompañada de un aumento de pecho. De hecho, esta malformación es una de las razones más habituales para realizarse un aumento de pecho. La corrección de la mama se acompaña con implantes mamarios que siempre deberán ser redondos, ya que es necesario rellenar todos los polos vacíos de la mama y darle forma redonda.

En algunos casos, es posible evitar los implantes de pecho y utilizar grasa de la paciente para hacer la elevación, aunque la mayoría de las veces es preferible hacerlo con implantes.

La cicatriz casi siempre es periareolar (prácticamente imperceptible), salvo cuando hay mucha caída mamaria, en cuyo caso se realizaría un levantamiento con cicatriz en forma de T invertida.

 

Queremos terminar recordándoos que es fundamental ponerse en manos de profesionales con experiencia para garantizar unos resultados satisfactorios. En Clínica Menorca contamos con más de 28 años de experiencia en cirugía mamaria. Nuestros doctores estarán encantados de valorar tu caso y resolver todas tus dudas.