•  650 487 218       900 834 487

Varices: qué son y cómo acabar con ellas

Cómo deshacerse de las venas varicosas

Varices: qué son y cómo acabar con ellas

2786 1907 Clínica Menorca

¿Sabías que las varices son un problema cardiovascular que afecta al 20% de la población a partir de los 35 años? Pues sí, 20 de cada 100 mujeres y hombres tienen que lidiar con las molestas y antiestéticas varices en su día a día. Pero no siempre se limita a ser algo meramente estético, a veces se convierten en un problema de salud grave que, si no se tratan adecuadamente, pueden ser muy dolorosas.

Por suerte, gracias a los avances de la medicina, todas las varices tienen solución y pueden eliminarse para siempre ¿Quieres saber cómo? ¡Pues sigue leyendo! Te contamos todo sobre las varices a continuación:

 

¿Qué son las varices?

Brevemente, las varices son venas que han sufrido una degeneración. Con el paso del tiempo las paredes venosas pueden perder tensión. Cuando esto sucede, la pared se dilata y deja paso libre a la sangre que queda estancada, provocando la aparición de las molestas varices.

Este trastorno del sistema cardiovascular se produce fundamentalmente en las piernas y existen distintos tipos, desde las más superficiales que suponen un problema estético, a las varices de mayor envergadura, que son dolorosas y con complicaciones cardiovasculares.

¿Cómo se producen las varices?

El 97% de las veces, las varices están marcadas por el factor hereditario, especialmente aquellas de mayor tamaño. Las varices más superficiales pueden estar causadas por distintos factores, como llevar ropa ajustada o tacones, pasar muchas horas de pie o estar expuesto a altas temperaturas durante periodos de tiempo prolongado. Aunque es difícil prevenirlas, se puede controlar su aparición disminuyendo el uso de tacones, no pasando demasiadas horas de pie… Las varices también pueden aparecer por alteraciones hormonales (embarazos o tratamientos anticonceptivos).

 

¿Cómo tratar las varices?

Como hemos comentado, más allá de ser algo antiestético, las varices pueden ser un verdadero problema de salud, ya que suelen provocar pesadez, dolor, hinchazón, picor, calambres y hormigueo. Afortunadamente, la medicina avanza a pasos agigantados y hoy en día contamos con distintos tratamientos para acabar de forma definitiva con las varices sin tener que pasar por el quirófano.

Microespuma

El tratamiento para varices con Microespuma es uno de los más realizados por sus buenos resultados. Se realiza introduciendo en la vena una sustancia en forma de microespuma dañina para la pared venosa, produciéndose una inflamación controlada que, poco a poco, va degenerando. El producto introducido empuja el cúmulo de sangre estancada y se remplaza por la sustancia incolora, dando la sensación de que la vena ha desaparecido.

Las sesiones duran solamente 20 minutos y, una vez terminada, el paciente puede continuar con su vida normal. Es un método no invasivo, indoloro y sin anestesia ni hospitalización, que elimina tanto varices pequeñas como grandes con resultados definitivos.

Adhesivo médico

La eliminación de varices con adhesivo médico es el tratamiento más novedoso para tratar las varices sin cirugía. Utiliza un pegamento médico que las sella y provoca la reabsorción.

Al igual que la microespuma, es un método no invasivo, ambulatorio, que no requiere anestesia y que permite la incorporación inmediata del paciente a la vida normal. Las principales ventajas de este método es que permite tratar venas de mayor tamaño y que puede realizarse en verano. Los resultados son definitivos y muy satisfactorios.

Escleroterapia

Esta es la técnica idónea si se quiere eliminar arañas vasculares o pequeñas varices más superficiales y de poca extensión. El tratamiento se realiza infiltrando en la vena una sustancia esclerosante, que al recorrer la vena provoca su degeneración y desaparición definitiva.

Láser vascular

El láser vascular es un tratamiento indoloro que funciona “quemando” selectivamente los vasos que forman las varices sin dañar los tejidos adyacentes. El propio cuerpo es el encargado de eliminar los restos y blanquear la zona tratada.

Técnica quirúrgica

Durante muchos años, la cirugía ha sido la única alternativa para acabar con los problemas de varices. Aunque los resultados son muy buenos, el postoperatorio es bastante complejo. Por ello, salvo en casos extremos, métodos como la microespuma se han convertido en preferibles como solución para eliminar de forma definitiva las varices.

 

La elección de un método u otro va a depender del tipo de variz que presente el paciente y del diagnóstico del doctor. Por ello, la valoración previa que realiza el doctor es clave para seleccionar la técnica más adecuada y garantizar los mejores resultados.

Si estas decidido a acabar con las varices, en Clínica Menorca disponemos de los últimos tratamientos para eliminarlas de forma definitiva. Tras la exploración médica de nuestros expertos, te asesoraremos sobre cuál es el mejor tratamiento para ti. ¡No esperes más y presume de piernas sin varices!.