6 consejos para desconectar (de verdad) en vacaciones

Desconectar en vacaciones
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Por fin, tras más de medio año prácticamente sin parar… ¡llega el ansiado y merecido descanso! Sin embargo, no va a ser la primera vez que nos resulta imposible desconectar en vacaciones del todo y disfrutar al máximo de nuestro tiempo. Miramos incesantemente el móvil por si hay noticias del trabajo, contestamos mensajes, seguimos un horario rígido y planificamos tantas actividades para aprovechar el tiempo que volvemos casi más cansados que antes de marcharnos. Y siendo sinceros, ¡un verano 10 no debería ser así!

Este año desde Clínica Menorca queremos ayudarte a desconectar de todo y a disfrutar de cada momento de tus vacaciones todo lo posible. Toma nota de estas seis recomendaciones clave para conseguirlo, organízate con tiempo y olvídate de la rutina diaria para disfrutar del destino elegido y la compañía cada minuto de tu ansiada escapada. ¡Allá vamos!

  1. Cómo desconectar del trabajo: planifica, organiza y delega antes para disfrutar después

Quizá lo más difícil, además de prioritario, sea averiguar cómo desconectar del trabajo. Antes de irte de vacaciones intenta dejar toda tu tarea organizada, y si alguien te va a sustituir, fórmalo a conciencia para que pueda realizar tus tareas de forma autónoma y sin tener que consultarte. Además, es importante que asumas que nadie es realmente imprescindible: nada de “si me necesitáis, no dudéis en llamarme”, porque es más que probable que lo hagan, y tú no conseguirás esa necesaria y tan saludable desconexión, pues andarás pendiente. Cámbialo por “No voy a estar localizable. Si tenéis cualquier duda, consulta directamente a x”. ¡Solucionado!

  1. El móvil, con cuentagotas: obligatorio entre los consejos para desconectar de todo

Es cierto que hoy en día el móvil se ha convertido en una extensión de nosotros y prácticamente no podemos evitar consultarlo cada poco tiempo. Emails, WhatsApps, notificaciones… Pero este verano, haz un esfuerzo para racionar al máximo su uso.

Silencia los grupos de chat relacionados con el trabajo, desconecta los datos y siléncialo para que, si te llaman, no lo oigas o incluso puedes ponerlo en modo avión y utilízalo solo para inmortalizar los mejores momentos de tus vacaciones. Y si realmente te resulta imposible dejarlo en la caja fuerte del hotel y olvidarte totalmente de él, establece dos momentos al día para consultarlo (por ejemplo, por la mañana y antes de dormir), y no lo hagas durante más de 10 minutos.

  1. Cómo desconectar la mente: practica el mindfulness

Tenemos un ritmo de vida tan rápido, en el que el estrés es el pan de cada día, que prácticamente no disfrutamos de los pequeños placeres ni de los momentos más especiales. Haz que cada momento cuente, disfruta de cada instante de tus vacaciones: el cosquilleo de la espuma del mar en los pies cuando caminas por la playa, el sabor de cada bocado cuando tomas algo en el chiringuito, el encanto de paisajes y lugares que vayas a visitar… Disfrutar el momento es como desconectar la mente sin pensarlo: practica el bikram yoga, respira profundamente. Exprime cada minuto y concéntrate en el ahora, no pienses en el futuro más que a corto plazo.

  1. Destierra el reloj y el despertador y verás cómo desconectar en vacaciones es mucho más fácil

Las vacaciones son el único momento del año en el que el tiempo se vuelve relativo. Pasado el momento inicial en el que el tiempo puede ser importante (por ejemplo, si tienes que coger un avión o un tren), intenta no someterte a la dictadura del reloj, tanto a la hora de despertarte como a lo largo del día. Los expertos recomiendan evitar el despertador en la medida de lo posible, y dejar que sea el cuerpo el que se despierte de forma natural cuando haya descansado. Y si te cuesta conciliar el sueño con el calor del verano, no te pierdas nuestros consejos para dormir mejor.

Por otro lado, si eres una persona muy rígida con los horarios, intenta convencerte de que no pasa nada por comer media hora antes o después, y mira el reloj solo si tienes algo que hacer con un horario determinado, como una visita cultural o una reserva para cenar. Puedes ser estricto… pero solo a la hora de seguir nuestros tips para vacaciones.

  1. Intenta juntar al menos dos semanas; si no, no serán vacaciones para desconectar

Más consejos para desconectar. Según los expertos, nuestro cuerpo y nuestra mente consiguen adaptarse a los nuevos hábitos y rutinas en aproximadamente veintiún días. Pero siendo realistas, no suele ser sencillo poder coger tres semanas seguidas de vacaciones. Sin embargo, a partir de la segunda semana la mente empieza a despejarse, y una quincena es la mejor opción para poder hablar de unas vacaciones para desconectar eficadces y tener la sensación de un cambio de rutina real.

  1. Culminamos los tips para vacaciones: ¡no pienses en la vuelta!

Todo lo bueno se acaba, y puede que creas que es irremediable pensar en lo que te espera a la vuelta de tus vacaciones. Pero si estás pensando en el futuro, especialmente si lleva connotaciones negativas, de estrés y ansiedad, no conseguirás desconectar de verdad, y lo que es aún peor, no disfrutaras de tu más que ganado descanso. Lo que tenga que pasar, pasará, también al reincorporarte a tu rutina normal. Así que… ¿para qué sufrir dos veces por ello?

¡Ya lo sabes! Este año toca aprender cómo desconectar en vacaciones al 100%, sin preocupaciones ni inquietudes. Solo tienes que seguir estos seis consejos… ¡y a disfrutar!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Posts relacionados

Deja un comentario

Posts recientes

¿Quieres más información?

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas

Tratamiento/s de interés

Acepto recibir notificaciones y ofertas