Rinoplastia: todo lo que debería saber antes de someterse a esta cirugía

Posted by | Cirugía facial | 0 |

Como indica la definición de rinoplastia de la prestigiosa publicación MedlinePlus, esta cirugía tiene como objetivo “reparar y remodelar la nariz”, por lo que tiene una vertiente relacionada directamente con la salud y otra con la estética. Sea cual sea el motivo que te lleve a recurrir a esta intervención, hay algunos puntos clave que deberías conocer de antemano. En este artículo te los explicamos.

No hay narices preestablecidas

Aunque muchos pacientes tienen un prototipo de nariz en mente, en realidad no existen modelos preestablecidos. Cada nariz y cada rostro es diferente, por lo que el resultado final dependerá de la propia naturaleza y de la estructura nasal de cada persona. Por ello recomendamos mantener un encuentro previo con el médico especialista para analizar la situación y recibir asesoramiento sobre la intervención.

La relación entre nariz y mentón, clave en la intervención

La rinoplastia es una cirugía que no se puede interpretar como una intervención independiente, sino que hay que prestar atención a otros rasgos faciales para que el resultado sea lo más armónico posible. En este sentido, merece especial atención la relación entre nariz y mentón desde una perspectiva lateral, de perfil, pues se dan muchos casos en los que una nariz de tamaño normal parece más grande porque el mentón está retraído. En consecuencia, lo más recomendable sería buscar una solución global a esta situación.

No hay cicatrices, salvo excepciones

La mayoría de las intervenciones de rinoplastia no dejan cicatrices, pues la cirugía se lleva a cabo mediante incisiones interiores. No obstante, se pueden dar excepciones a ello, pues en ocasiones un objetivo de la cirugía es estrechar las alas nasales, en cuyo caso sí hay que aplicar incisiones exteriores. De todas formas, se realizan en la base y el resultado es muy discreto, prácticamente inapreciable.

Paciencia para comprobar resultados definitivos

Los primeros resultados estéticos de la rinoplastia se pueden apreciar de forma inmediata, nada más retirar la escayola. Sin embargo, para que esos resultados sean realmente definitivos, es necesario esperar 6 meses, hasta que la nariz se ha desinflamado completamente y los tejidos se han asentado. Por tanto, si el paciente quiere llevar a cabo algún retoque, no es recomendable realizarlo antes de ese periodo.

Qué ocurre si hay dificultad respiratoria previa

Si el paciente presenta previamente dificultades respiratorias, lo más adecuado es realizar una intervención más completa, actuando sobre el tabique nasal o los cornetes. En ese caso, la operación quirúrgica ya no será una simple rinoplastia, sino una rinoseptoplastia.


Deja un comentario

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar