Carboxiterapia y punciones intradérmicas (Mesoterapia)

Las piernas que siempre ha soñado

El término TERAPIA INTRALESIONAL engloba dos tratamientos de eficacia contrastada en el tratamiento de la celulitis difusa y trastornos circulatorios periféricos: Las PUNCIONES INTRADÉRMICAS y la CARBOXITERAPIA. En el tratamiento de la adiposidad localizada se realizan descartada la cirugía o complementando a la misma (pre y post-cirugía).

Ambos procedimientos son sencillos, rápidos, con escasas contraindicaciones y nulos efectos sistémicos. Pueden realizarse aislada o conjuntamente.

Las PUNCIONES INTRADÉRMICAS consisten en aplicar en la dermis pequeñas gotas de medicamento a lo largo de trayectos venosos principales y en todas las áreas de celulitis, mediante agujas muy corta y finas, montadas sobre jeringas convencionales o jeringas mecánicas.

La CARBOXITERAPIA consiste en inyectar subcutáneamente un gas con agujas muy finas y un dispositivo unidireccional de emisión.

Con ambas técnicas conseguimos activar la circulación local, alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos y facilitar la liberación de su contenido graso, mejorar la oxigenación tisular y producir una combustión local de las grasas.

Pauta

Las PUNCIONES INTRADÉRMICAS se inician con una frecuencia semanal durante 8/10 semanas. Se continúa con una sesión cada 15 días, aproximadamente 10 sesiones, y se mantienen resultados con una sesión cada mes.

El tratamiento con CARBOXITERAPIA se inicia con 20 sesiones, 1 ó 2 por semana dependiendo de la zona a tratar. Mantendremos los resultados con 10/12 sesiones, 2/3 veces al año.

Si combinamos ambas terapias individualizamos el procedimiento.

Inconvenientes

Las punturas (pinchazos), pueden resultar como mucho desagradables. Puede aparecer prurito, eritema, reacción vasovagal o hematomas que desaparecen en pocos días. De suceder reacción alérgica, se retira el medicamento.

La introducción del gas puede producir sensación de “quemazón” bien tolerado, durante pocos segundos.

Comentarios

CARBOXITERAPIA y PUNCIONES INTRADÉRMICAS (Mesoterapia) son tratamientos de elección en la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (piel de naranja), una disminución importante del volumen tisular, y una desaparición casi completa de la pesadez de piernas.

Frecuentemente está indicado asociar a estas técnicas tratamiento con masajes, drenaje linfático, ejercicio físico o tonificación muscular. En caso de sobrepeso es necesario realizar tratamiento dietético.

Existen factores que pueden condicionar los resultados del tratamiento: estado general, estado de la piel, cicatrización y respeto.

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar