Criopreservación de Celulas Madre

Clínica Menorca apuesta por el futuro de la Cirugía Estética y la Medicina Regenerativa: criopreservar las células madre del tejido adiposo tras la liposucción.

  • La grasa posee la mayor concentración de células madre del cuerpo.
  • Ya se ha demostrado que las células madre procedentes de la grasa son capaces de regenerar los tejidos.
  • Poseen un gran potencial de aplicaciones tanto en estética, -lipofilling, antiaging-, como en medicina regenerativa.

Fiel a su espíritu pionero y a su esfuerzo por proporcionar los últimos avances en estética y salud a sus pacientes, Clínica Menorca añade un innovador servicio a aquellos que se sometan a una liposucción: criopreservar las células madre del tejido adiposo para su aplicación futura en cirugía estética y en medicina regenerativa.

Desde ahora, aquellos pacientes que se sometan a una liposucción y deseen conservar su propia grasa para aplicaciones médicas futuras, pueden hacerlo. La muestra será transportada al banco de células madre Cryo-Save, el mayor banco privado de conservación de células madre en Europa con más de 130.000 muestras almacenadas. Está altamente especializado para procesar y criopreservar una selección de células adiposas, llamadas ASCs con un potencial terapéutico muy alto. Esto se realiza gracias a una tecnología patentada por el propio banco y con el seguimiento de exigentes controles de calidad.

Células madre procedentes de la grasa del paciente.

El uso de células madre derivadas de adipocitos (ASC) promete mucho, tal y como se viene testificando tanto en publicaciones científicas como por ensayos clínicos.

Dr. Ángel Martín Hernández:

“Creo firmemente que las células madre del tejido adiposo constituirán una valiosa herramienta en la medicina regenerativa y en la cirugía estética del futuro. La criopreservación de dichas células obtenidas a partir del material de desecho de la liposucción es una valiosa oportunidad para aquellos que no han podido conservar el cordón umbilical”.

Las principales funciones de las células madre adultas son mantener y reparar el tejido en el que se encuentran. Hay dos tipos principales: células madre hematopoyéticas (HSC), precursoras de las células sanguíneas y células madre mesenquimales (MSC), capaces de diferenciarse en múltiples tipos de células, como hueso, grasa, músculo y cartílago.

La grasa o tejido adiposo es una fuente ideal de células madre adultas: Es muy rica en MSC, tiene una concentración 500 veces mayor que en la médula ósea; está disponible inmediatamente; se obtienen fácilmente de una liposucción; es tejido autólogo (del propio paciente), adulto (no embrionario) y, por tanto, no hay problemas éticos o inmunológicos.

Ensayos clínicos

En los estudios realizados con células madre, en la mayoría de los casos se obtenían a partir de la médula ósea, de sangre periférica y del cordón umbilical, y han demostrado un beneficio clínico real. Las células madre procedentes de la médula ósea se han empleado con éxito en los trasplantes durante muchos años. Hace veinte años, por ejemplo, sólo una enfermedad podía ser tratada con células madre del cordón umbilical, y hoy en día se utilizan en el tratamiento de más de 70 enfermedades hematológicas, principalmente.

Ya se ha demostrado que las células madre obtenidas a partir de tejido graso son capaces de estimular los propios mecanismos endógenos de reparación de los tejidos. Hay pacientes que han sido tratados con este tipo de células dentro del concepto de ensayo clínico. En España se han realizado implantes con este tipo de células que están dando resultados muy positivos.

Protocolo

En Clínica Menorca se ha realizado un protocolo de extracción a partir de la grasa de una liposucción para que cualquier persona que no ha tenido la oportunidad de conservar su cordón umbilical al nacer, tenga la posibilidad de criopreservar, durante años, sus células madre en un banco de células madre, y beneficiarse de las posibles aplicaciones futuras en cirugía estética y en medicina regenerativa. Una vez el paciente ha decidido conservar la grasa extraída de la liposucción se realiza un historial médico, firma un consentimiento informado y otro específico para el servicio de criopreservación.

En quirófano, las células de la grasa se extraen con una jeringa especial que posee un mecanismo que filtra y permite obtener el lipoaspirado (grasa limpia con las células progenitoras y pluripotentes) almacenándolas en un dispositivo estéril y desechando el resto. Este procedimiento dura un minuto y cuarenta segundos: 1 minuto para extraer, 10 segundos para filtrar y 30 segundos para almacenar el lipoaspirado en un dispositivo llamado Cryobag.

Después se transportan al banco de células madre que las almacenará a -196ºC para detener el reloj biológico de todas las células, incluyendo las que son de vital importancia como las ASC, MSC, endoteliales y demás células progenitoras.

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar