Cómo eliminar la piel de naranja o celulitis

Posted by | Tratamientos corporales | 0 |

celulitis-eliminar-piel-de-naranja¿Piel de naranja? ¿Yo? Sí, tú. Y es que, ¿qué mujer no se ha encontrado con este problema? Es un hecho que la mayoría de las pertenecientes al género femenino luchan día a día por combatir la celulitis o piel de naranja. Pero, ¿sabemos qué es en realidad?

La celulitis no es otra cosa que grasa que se deposita en cavidades justo debajo de la superficie de la piel. Suele formarse alrededor de las caderas, los muslos y los glúteos, con apariencia de hoyuelos en estas zonas del cuerpo. Así, la piel de naranja puede ser más visible que la grasa que se encuentra debajo de la dermis, por lo que los más delgados también pueden sufrirla.

La razón por la que se manifiesta en nuestra piel en forma de “gotas” es que las fibras de colágeno que conectan la grasa con la piel se estiran, tensan o se rompen, de manera que los adipocitos sobresalen.

Y ¿por qué tenemos piel de naranja? Los genes ejercen una fuerte influencia en su aparición, aunque hay más causas que hacen que seamos más o menos propensos a ella. La alimentación, la forma en la que nuestro organismo quema la energía, los cambios hormonales, la deshidratación y el mantenimiento de un peso saludable son otros factores que juegan un papel importante en su manifestación.

Como decíamos al principio, las mujeres que tienen celulitis buscan a todas horas una solución para combatirla, ya que es un problema estético importante. Aunque es cierto que no es dañino para la salud. Hoy en día, a medida que la lucha contra la piel de naranja se ha convertido en algo tan demandado, existen multitud de tratamientos y se están desarrollando cada vez más para luchar contra ella.

En general se piensa que la forma más fácil y tradicional de terminar con la celulitis son las cremas, pero hay métodos clínicos mucho más efectivos, como son la mesoterapia y la carboxiterapia. Seguramente nos suenen estos nombres, pero nunca está de más conocerlos más a fondo.

La mesoterapia consiste en inyectar, en varias sesiones, pequeñas cantidades de medicamento homeopático, vitaminas, minerales y aminoácidos debajo de la superficie de la piel. Por otro lado, aunque no muy distinto en cuanto a técnica, la carboxiterapia también se inyecta de manera subcutánea, pero en este caso se hará con dióxido de carbono. Ambas técnicas son muy efectivas para combatir la celulitis y la flacidez.

A pesar de que ambos métodos conllevan utilizar pequeñísimas agujas, encontramos en ellos más ventajas que inconvenientes, pues no resulta doloroso y los efectos secundarios son casi nulos. Además, se consigue activar la circulación local, alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos y facilitar la liberación de su contenido graso, así como mejorar la oxigenación tisular produciendo una combustión local de las grasas.

Eso sí, algo esencial que hay que tener en cuenta es que para optimizar los resultados será necesario combinar estas técnicas con otras: masajes, radiofrecuencia, drenaje linfático y, por supuesto, ejercicio físico o tonificación muscular. En caso de sobrepeso, es imprescindible realizar tratamiento dietético antes de someterse a cualquiera de estos dos métodos. ¿Lo ves? Luchar contra la piel de naranja nunca fue tan sencillo.


Deja un comentario

Líderes en confianza, seguridad e innovación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar